El alcalde de Mestanza reclama soluciones al transporte pesado con destino a la provincia de Jaén

Lanza Mestanza
Uno de los transportes pesados, maniobrando para atravesar el casco urbano de Mestanza / Lanza

Uno de los transportes pesados, maniobrando para atravesar el casco urbano de Mestanza / Lanza

Buendía lamenta el mal estado generalizado de la red de carreteras en la zona

El constante trasiego de transporte pesado que con destino a Jaén se ve, sin embargo, obligado a cruzar por el casco urbano de Mestanza, en la comarca del Valle de Alcudia y Sierra Madrona, ha llevado a su alcalde a reclamar las acciones necesarias para que las carreteras de la zona vuelvan a permitir el enlace directo hacia esa provincia.

Santiago Buendía apunta como “algo ilógico que camiones de gran tonelaje, como los que estas fechas sacan madera procedente de municipios de nuestro entorno y otros más habituales dedicados al transporte de ganado, en lugar de poder salir directamente por el sur a Andalucía, tengan que venir al norte y, por nuestras calles, seguir otra ruta”.

Al parecer, es actualmente el único itinerario factible para estos vehículos de considerable envergadura, de unos 18 metros de largo y de alrededor de 40 toneladas de capacidad, desde que se les prohibió cruzar por el puente sobre el río Jándula, en la carretera CR-5002, que ha sido y es el enlace natural hacia la comunidad andaluza.

“Este puente se encuentra muy deteriorado como para soportar pesos tan grandes, según lo evaluaron los técnicos y por eso se estableció la prohibición” y, como advierte Buendía, “de seguir desviando el tráfico pesado por el puente sobre el río Montoro, no nos extrañaría que en un tiempo se hiciera aquí lo mismo dado también su desgaste”.

En este otro cruce confluye también la CR-5044, que conduce hasta San Lorenzo de Calatrava y cuyos aproximadamente quince kilómetros entre ambos puntos, tampoco son aptos para que el tráfico pesado pueda discurrir por ella, a tenor del estado que presenta su pavimento o una anchura inadecuada.

“Es necesario invertir en ella, también para quienes la usan a diario para ir al Colegio Rural Agrupado ‘Sierra Morena’, o médicos y enfermeros que van desde Solana del Pino o la EATIM El Hoyo, además de que es la entrada natural desde Almuradiel y la N-IV, al Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona”, abunda el alcalde mestanceño.

Situación generalizada

Quitamiedos en mal estado, falta de señalización, cartelería degradada, restos de basura en los laterales de algunos tramos de la CR-5011, o carencia de cuidados en eucaliptus colocados a ambos lados en diferentes tramos de carretera, son, junto con el mal estado de las calzadas, los principales lastres del mapa viario en esta zona.

La situación es tan generalizada que incluso para que los camiones cargados con las maderas procedentes de la zona de Sierra Madrona puedan llegar hasta el casco urbano mestanceño, la propia empresa encargada de estos transportes ha tenido que bachear el trazado necesario a base de zahorras.

“Yo mismo les tuve que dar el permiso necesario, porque tras haber reclamado el estado de esta, digamos variante entre comillas, como es el enlace de la CR-501 y la CR-5011, era ya de gran urgencia algún tipo de actuación sobre el pavimento”, reconoce Santiago Buendía.

El regidor también pone el foco en otro tipo de transportes como son el servicio regular de viajeros o el de escolares, al cual se suma también el trasiego de profesionales de la educación, la medicina o el de ambulancias que recogen a pacientes esta zona más oriental de la comarca para llevarlos hasta centros hospitalarios y traerlos de vuelta.

Y también insiste en la necesidad de ubicar pasos de peatones seguros en Solanilla del Tamaral y a la entrada de la EATIM El Hoyo, “porque hay un parque infantil y acceso a la piscina municipal”, además, de repintar los pasos de peatones del propio casco urbano de Mestanza.