El azafrán Oro de Calatrava, un tesoro en una caja en forma de pétalos morados

Julia Yébenes Miguelturra
Imagen de la original caja que guarda el oro rojo / Clara Manzano

Imagen de la original caja que guarda el oro rojo / Clara Manzano

un proyecto muy cuidado encabezado por Cristina Álvarez y Teodoro Sobrino para la venta del azafrán que ellos mismos cultivan en Carrión de Calatrava

La pequeña caja en tonos oscuros con forma de cuatro pétalos, que al abrirla reproduce el morado de la flor de crocus sativus linnaeus, guarda una pequeña esfera con el ‘oro’ en  formatos de medio, uno y dos gramos.

Azafrán Oro de Calatrava / Clara Manzano

Azafrán Oro de Calatrava / Clara Manzano

Se trata del azafrán Oro de Calatrava, que hoy ha estado presente en la Feria de los ‘Sabores del Quijote’ dedicada al cordero manchego en Miguelturra, un proyecto muy cuidado encabezado por Cristina Álvarez y Teodoro Sobrino para la venta del azafrán que ellos mismos cultivan en Carrión de Calatrava.

El envasado del oro rojo es muy atractivo, con un diseño exclusivo en elegantes cajas, que guardan pequeños puñados de estigmas desecados para el disfrute del consumidor.

“Nos queríamos diferenciar dando una nueva imagen a un producto muy tradicional de alta calidad para que llamara la atención”, ha explicado a lanzadigital Álvarez.

Así, con el envase de cartón rematado con un lazo rojo que al desmontarla simula la apertura de la flor con una base morada, han conseguido en tres años llegar a mercados nacionales e internacionales como Alemania, Francia y Holanda.

Los promotores de esta marca de calidad, que producen dentro de la Asociación Campo de Calatrava, están inmersos en su cuarta campaña productora, con unos resultados estimados en su casi media hectárea plantada de tres kilos y medio.

Tras varias campañas desde el inicio del proyecto, “estamos empezando a sonreír”, tanto por la “buena aceptación” del producto como por la consolidación de una producción que está  acogida a la DO Azafrán de La Mancha. Igualmente, como envasadores darán otro paso más en pos de la calidad y están inmersos en la tramitación para poder envasar en el marco de esta figura protegida.

Otros usos

Álvarez y Sobrino reivindican más usos gastronómicos del azafrán, “son sólo para las comidas tradicionales y los arroces”, sino también para postres y otras elaboraciones de entrantes.

Han cumplido con el ejemplo, y este fin de semana han dado a conocer el polvo de almendra con azafrán en su stand, y han invitado a probar a los visitantes a la feria arroz con leche con azafrán, una deliciosa combinación que abre nuevas y prometedoras expectativas a pequeñas empresas como la de esta pareja de emprendedores.