Miguelturra despide su Carnaval hasta 2022

Carlos Monteagudo Miguelturra

Ni la Guerra Civil ni el Franquismo pudieron con esta festividad, pero el COVID-19 sí que ha podido con ella. Desde el 37 al 77, la dictadura de Franco prohibió el Carnaval en toda España. Sin embargo, en Miguelturra, sus vecinos, desafiando dicha prohibición, salía a la calle a festejarlo, algo que no podrán hacer este 2021 por “sentido común y responsabilidad”.

El año 2021 tampoco será un año fácil para los vecinos de Miguelturra. La crisis sanitaria que está provocando la pandemia del COVID-19 impedirá que los churriegos puedan disfrutar de una tradición tan arraigada en el sentir de los vecinos de la localidad como es su Carnaval, declarado Fiesta de Interés Turístico Nacional. Serán unos días duros, atípicos y extraños los que se vivan en Miguelturra del 12 al 21 de febrero, fechas en las que se debería celebrar el Carnaval. El bullicio de la gente, la música en las calles y los gritos de las máscaras callejeras tan típicos de estas fechas se transformarán en un absoluto silencio.

El Ayuntamiento de Miguelturra y la Asociación de Peñas de Carnaval de la localidad acordaron la pasada semana suspender el Carnaval Churriego de 2021. Una decisión que llega motivada por la delicada situación sanitaria que atraviesa nuestro país y ante la previsión de que ésta no mejore, al menos, hasta la segunda mitad del próximo año.

“¿Cómo va a sentar? Pues mal”. Así se autoresponde Serafín Delgado, Rey del Carnaval de Miguelturra desde el año 2014 y una figura clave en esta celebración, a la pregunta de cómo se toman los churriegos la suspensión del Carnaval. Sin embargo, a pesar del sentimiento de tristeza, la considera “evidente y muy acertada”, pues con la situación actual “no está el horno para bollos y menos para celebraciones donde se junten muchas personas”.

“Cualquier carnavalero tendrá un sentimiento de tristeza muy grande durante estos días”, asegura el Rey del Carnaval, porque “cuando llegue lo vamos a notar mucho el no poder estar durante diez días disfrazados”. El Rey del Carnaval, que cuenta con muchos años de experiencia “en esto del Carnaval”, señala que “ni en la Guerra Civil ni durante el Franquismo se pudo con el Carnaval”, pues la gente seguía saliendo disfrazada de mascarones por las calles del pueblo a pesar de “algún encontronazo con otro” con la Guardia Civil. No obstante, en esta ocasión, Serafín entiende esta suspensión, pues es “por la seguridad y por la salud de todos”.

Las máscaras mayores, un nombramiento que se renueva año y con el que se distingue a los carnavaleros de ‘pro’ churriegos, también asumen con mucha tristeza la decisión de suspender los carnavales Mari Paz del Hierro y Antonio Rodrigo, las máscaras mayores salientes del Carnaval de 2020, lamentan la cancelación que se venían “oliendo ya” desde este verano, pero tienen la mirada puesta ya en la celebración de 2022, que cogerán con “más ganas aún”.

“Para nosotros va a ser muy difícil no poder celebrar el Carnaval. Esos días prácticamente no paramos por casa y esos días estar encerrados, sabiendo que podríamos estar en la calle disfrutando, nos pesarán a todos los churriegos”, aseguran ambas máscaras mayores.

Miguelturra despide su Carnaval hasta 2022 / Elena Rosa

Miguelturra despide su Carnaval hasta 2022 / Elena Rosa

Bajar a por el pan disfrazado de máscara

A pesar de esta prohibición, ninguno descarta poder disfrazarse algún día durante las fechas del Carnaval. “Aunque sea, bajaremos a tirar la basura disfrazados de máscara callejera”, señala el Rey del Carnaval. Algo similar opina la máscara mayor saliente, Antonio Rodrigo, quien cree que bajará a pasear al perro y a tomarse un chato de vino al bar disfrazado. “Eso no lo podemos perder”, considera la máscara mayor, al tiempo que señala que “siempre y cuando respetemos las medidas impuestas por las autoridades sanitarias”.

Aunque falle el Carnaval, lo que seguirá sin faltar este año en los hogares churriegos será la fruta en sartén. Rosquillos, borrachuelas, flores, barquillos y roscapiñas no faltarán a su cita habitual y el mal sabor de boca que dejará no celebrar el Carnaval podrán apaciguarlo con estos deliciosos dulces.

Mazazo muy duro para los hosteleros y la economía local

La suspensión del carnaval, además del sentimiento de añoranza que provocará en el sentir de todos los miguelturreños, también supondrá un mazazo muy duro para el sector hostelero y para la economía local. Los bares serán los mayores perjudicados estos días, pues habitualmente los churriegos solo pisan sus casas para ducharse en los diez días que dura el carnaval. “Ni desayunamos ni comemos ni cenamos en nuestras casas. Todo eso lo hacemos en los bares e imaginamos que esto supondrá un duro mazazo para los hosteleros de la localidad”.

“Los bares, los hostales que hay, las distribuidoras de bebidas, las tiendas que venden telas, abalorios, disfraces… pues, evidentemente, lo van a notar”, comenta Raúl Domínguez, presidente de la Asociación de Peñas del Carnaval de Miguelturra, la cual aúna a casi una veintena de peñas carnavaleras.

Tristeza también en las peñas

Las peñas carnavaleras, que también estaban empezando ya a preparar cómo sería su Carnaval de 2021, también han sufrido un duro mazazo. “Muchas peñas de la localidad ya estaban organizando sus disfraces para el próximo Carnaval y esta noticia les ha sentado como un jarro de agua fría, aunque muchos ya se lo imaginaban”, reconoce el presidente de la Asociación de Peñas.

Además de las peñas locales, también hay otras muchas peñas y asociaciones de la provincia de Ciudad Real y de otras cercanas que deseaban que llegase el Carnaval para participar en el tradicional Desfile de Piñata. Algo que en 2021 no podrán hacer, al menos, en Miguelturra. “Veíamos necesario suspender el Carnaval con tanta antelación debido a que estas asociaciones empiezan en verano a preparar sus carrozas y comparsas, y cuanto antes lo supieran, mejor”, asevera Raúl Domínguez.

&nbsp

Miguelturra despide su Carnaval hasta 2022 / Elena Rosa

Miguelturra despide su Carnaval hasta 2022 / Elena Rosa

“Nosotros ya estábamos empezando a preparar las cosillas de cara al Carnaval de 2021, aunque con cierto reparo, pues estábamos viendo que podía suspenderse la celebración”, cuenta a Lanza Alberto Soria, presidente de la peña ‘Los Cansaliebres’ de Miguelturra. “Va a ser muy triste que no podamos escuchar la charanga, el murmullo de la gente o ver las calles vacías”, añade.

Decisión triste, pero responsable

“El pasado 16 de septiembre mantuvimos una reunión con miembros de la Asociación de Peñas y, aunque sea triste y doloroso, tomamos, por responsabilidad, la decisión de suspender la celebración del Carnaval 2021”, destaca el concejal de Festejos del Ayuntamiento de Miguelturra, Diego Rodríguez, quien añade que “viendo la situación actual de la pandemia y las medidas dictaminadas por las autoridades sanitarias, era la mejor decisión que podíamos tomar por el bien de todos.

“Una vez terminadas las fiestas patronales, que se celebran a principios de septiembre, desde el Ayuntamiento nos ponemos a coordinar con las peñas cómo será la celebración de los próximos carnavales. Este año, antes de que se pensaran la programación de todos los actos, actividades y que las peñas y asociaciones se pusieran a confeccionar sus disfraces, teníamos que tomar una decisión unánime y con sentido común para que esos preparativos no se llevaran a cabo”, asegura.

Desde el Ayuntamiento de Miguelturra no descartan “un plan B, un plan C o un plan Z”, en caso de que la situación epidemiológica para mediados de febrero de 2021 haya cambiado y se pueda celebrar el Carnaval. “Quizá no con un extenso programa como lo conocemos, pero que la esencia del carnaval perviva”.