El Castillo de Montiel sale de la Lista Roja del Patrimonio

Lanza Montiel
El Castillo de la Estrella de Montiel / Lanza

El Castillo de la Estrella de Montiel / Lanza

Se han llevado a cabo unas obras de consolidación que aseguran el mantenimiento de los escasos restos de este edificio del siglo IX

Aún dista mucho de ser completamente rehabilitado, pero en el Castillo de la Estrella, en Montiel, se ha consolidado la estructura de la fortaleza y se han localizado importantes vestigios medievales, como la torre del homenaje o la torre-puerta de la antigua villa y edificio de la iglesia de La Virgen de la Estrella, lo que asegura el mantenimiento del edificio.

Eso ha provocado que la Asociación Hispania Nostra haya retirado el monumento de su Lista Roja del Patrimonio (www.listarojapatrimonio.org) y pase a su Lista Verde.

En 2017, los alumnos del taller de empleo de la Fundación Castillo de La Estrella de Montiel recuperaron la Torre del Homenaje. Previamente, en 2012 se realizó una excavación arqueológica del castillo, descubriéndose una fuerte muralla de 1,5 metros de espesor en la ladera sur del castillo, y una necrópolis de época cristiana. Continuaron en 2015 los trabajos de excavación en el Sector 5 correspondiente al Castillo de La Estrella propiamente dicho.

Ese mismo año, sin embargo, el terremoto que se produjo en el  Campo de Montiel afectó gravemente a una de las partes de la muralla, ya sensible de por sí desde hacía tiempo.

El Castillo de La Estrella fue construido por los árabes en el siglo IX, y reformado en el siglo XIII, después de ser conquistado por los cristianos en el año 1226. Después de la batalla de las Navas de Tolosa, en tiempos de Alfonso VIII, Montiel quedó definitivamente integrado en el Reino de Castilla.

Desde 1227 estuvo en poder de la Orden de Santiago, que lo cedió al rey D. Pedro I. En este castillo se refugió Don Pedro I, el Cruel, con los pocos leales que le acompañaban después de ser derrotado por su hermano bastardo Enrique de Trastámara el 14 de marzo de 1369.

Sitiado por Enrique, los dos hermanos lucharon entre sí, muriendo Pedro I en el combate.

Fue habitado hasta los primeros años del siglo XVI. Los expoliadores excavaron en él durante mucho tiempo para buscar objetos de valor pero, según parece, no encontraron nada.