El alcalde de Navas de Estena dice que la montería anual del pueblo no entorpece el uso público

Belén Rodríguez Navas de Estena
Uno de los puentes que atraviesan el río Estena en la ruta del Boquerón / Archivo

Uno de los puentes que atraviesan el río Estena en la ruta del Boquerón / Archivo

“Solo afectará unas horas al corte del camino del Boquerón y se lleva haciendo desde hace veinte años”, asegura Isidro Corsino

El alcalde de Navas de Estena Isidro Corsino explica que la montería autorizada para este sábado en los montes públicos del pueblo, de poco más de doscientos habitantes, no entorpece el uso público ni las visitas al parque nacional, en el que la ley permite la caza para control de predadores.

Corsino, que no es aficionado –dice- pero defiende a la sociedad de cazadores de la localidad, minimiza la afección pública: “Solo son unas tres horas de la mañana y hay una decena de rutas más por el parque”. Además explica que esta montería es una de los dos que se organizan al año y recalca que se viene haciendo desde hace veinte.

Problemas ambientales más importantes

Propietario de varias casas rurales, el alcalde de Navas de Estena cree que sabe de lo que habla cuando defiende la convivencia del turismo, la naturaleza y los usos tradicionales del campo, y considera que Ecologistas en Acción tiene problemas ambientales más importantes por los que preocuparse, como la minería, que por este.

En cuanto a que se permita o no la caza en el parque nacional, “es algo que excede de nuestra competencia como Ayuntamiento”. “Navas de Estena no depende de la caza, se ejercita en un porcentaje mínimo que también ayuda a asentar población”, remarca.