Núñez aboga por un debate “serio y no electoralista” del agua y por recuperar el Plan Hidrológico Nacional

Julia Yébenes Ciudad Real
Francisco Núñezm esta tarde en Ciudad Real / J. Jurado

Francisco Núñezm esta tarde en Ciudad Real / J. Jurado

No ha rebatido al secretario general de la formación, Teodoro García-Egea, a favor de los trasvases a Levante, y ha reiterado la necesidad de sentarnos "para fijar un mapa"

El presidente regional del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha abogado esta tarde en Ciudad Real por abrir un debate “serio y riguroso” sobre el agua en Castilla-La Mancha para fijar una posición “fuerte”, además de recuperar el Plan Hidrológico Nacional.

A preguntas sobre las críticas del PSOE regional al propio Núñez, por no haber rebatido al secretario general de la formación, Teodoro García-Egea, que se mostrado a favor del trasvase al Levante, el candidato  ‘popular’ a presidir el Gobierno autonómico ha señalado que “el primero que ha dicho que hay que garantizar el trasvase para 40 años más ha sido el delegado del Gobierno en Murcia, representante del Gobierno socialista de Pedro Sánchez”.

De la misma manera, minutos antes de participar en el homenaje a los que han sido concejales del Grupo Popular durante los 40 años de democracia, Núñez ha visto “fundametal abordar el tema del agua con rigor y seriedad”, tal y como “se le ha transmitido” al presidente regional, Emiliano García-Page, con el fin de “garantizar las necesidades hídricas presentes y futuras”.

Segú ha explicado, su intención es “pasar de la brocha gorda al lápiz fino”, es decir, “sentarnos” con todas las partes, como “los representantes de los pueblos ribereños, de los municipios, agricultores, industrias o los propios técnicos de las consejerías”, porque el agua, es, según ha recordado, un elemento clave para “crecimiento  económico y poblacional”.

Por el contrario, García-Page, según ha dicho, no ha tenido en cuenta esta propuesta y “utiliza el agua como un elemento electoralista”.

Preguntado por los intereses de los regantes castellano-manchegos frente a los murcianos, ha indicado que “hasta ahora, el Gobierno del PP fue el que garantizó más agua para Castilla-La Mancha en la pasada legislatura, frente el actual presidente castellano-manchego, que no ha conseguido ni un vaso de agua más”.

Ha rechazado “electoralismos” sobre este recurso y ha insistido en “sentarnos y fijar un mapa para cubrir necesidades”. así como ha asegurado que el Gobierno actual ha sido el “más trasvasista desde la transición” y “eso lo tendrían que explicar”.