Otros 22 municipios de la provincia se suman a la regularización catastral

Un total de 133.181 inmuebles serán revisados en esta nueva remesa, 71.489 sólo en Ciudad Real capital 

La Dirección General del Catastro hizo público el 30 de diciembre de 2016 en el Boletín Oficial del Estado la incorporación de 22 nuevos municipios de la provincia, incluyendo Ciudad Real, capital de provincia, en el Plan de Regularización Catastral, para localizar construcciones no declaradas o declaradas de forma incorrecta en estos últimos años. 133.181 inmuebles serán revisados en total en esta nueva remesa, 71.489 sólo en Ciudad Real capital.

Lanza
Ciudad Real

El fin es adecuar la concordancia de la descripción catastral de los bienes inmuebles con la realidad inmobiliaria. El procedimiento se abre de oficio y se inició el 31 de diciembre de 2016 hasta el 30 de noviembre de 2017.

Dicha regularización se debe a la aplicación de la Disposición Adicional tercera del Texto refundido de la Ley del Catastro Inmobiliario (Real Decreto Legislativo 1/2004, de 5 de marzo), por la que se adoptan diversas medidas tributarias dirigidas a la consolidación de las finanzas públicas y al impulso de la actividad económica, con efectos desde el día 1 de enero de 2013.

Se prevé que al menos en un 10% de inmuebles de estos municipios se localicen discrepancias. Esta estimación apunta a que dichos propietarios deberán pagar el incremento del IBI correspondiente por dichas alteraciones.

La previsión del Gobierno es que casi toda España se haya revisado a mediados de 2017, pero la nueva publicación en el BOE estima como fecha de finalización para los nuevos municipios propuestos, noviembre de 2017.

Además de la capital, el resto de municipios son Agudo, Alcázar de San Juan, Alhambra, Almuradiel, Ballesteros de Calatrava, Brazatortas, Campo de Criptana, Los Cortijos, Cózar, Fontanarejo, Horcajo de los Montes, Montiel, Picón, Puebla del Príncipe, San Carlos del Valle, Santa Cruz de los Cáñamos, Torrenueva, Villahermosa, Villamanrique, Villanueva de la Fuente y Villanueva de los Infantes. Una vez finalizado el procedimiento los propietarios de los inmuebles en los que se haya detectado alguna incidencia, recibirán las correspondientes notificaciones de las propuestas de regularización.

7% de errores

Según Carmen Villa, directora general de Impuestalia, empresa dedicada en exclusiva a la Optimización Impositiva tanto en IBI´s y otros tributos asociados a la tenencia y transmisión de bienes inmuebles, se estima que al menos en el 7% de los inmuebles a los que el Catastro notifique un aumento de IBI por la nueva regularización, podrán existir errores en la nueva valoración.

“El contribuyente debería preocuparse de revisar la valoración propuesta. A día de hoy son cada vez más los propietarios que se acercan a nuestras oficinas para que les ayudemos a conocer su valor catastral correcto y poder así constatar lo que la Dirección del Catastro les propone. Pueden existir discrepancias con la valoración de la administración que supongan un  beneficio, ahorro,  para el titular del inmueble”.

En términos económicos, el coste por esta regularización será una tasa de 60 euros por cada inmueble que se detecte, y se destinará a pagar los trámites administrativos que genere esta regularización. Este importe se sumará al derivado del incremento por las construcciones o modificaciones no comunicadas en los años anteriores.

“Se puede solicitar la revisión de la valoración catastral si se detectan discrepancias o errores” asegura Carmen, “cuando el contribuyente recibe la notificación de la propuesta puede ponerse en contacto con nosotros, tiene 15 días para alegaciones si detectamos algún error. Sólo cobramos nuestros honorarios si hemos conseguido un ahorro para nuestro cliente”.

La propuesta del Catastro no será firme hasta que no transcurra el plazo de 15 días hábiles para formular las alegaciones que consideren oportunas, presentando las pruebas que estimen pertinentes. Si trascurrido ese plazo el administrado no formula alegaciones la propuesta será definitiva, entendiéndose dictado y notificado el correspondiente acuerdo de alteración contenido en la propuesta de regularización desde el día siguiente al de finalización del mencionado plazo.

Contra el catastrazo

La Unión de Contribuyentes ha manifestado este jueves su oposición a la subida del valor catastral en más de mil novecientos municipios, incluida soterradamente en las medidas fiscales del pasado 2 de diciembre. La revisión al alza del valor que el Estado estima para cada propiedad inmobiliaria es un mecanismo indirecto de aumento significativo de la carga tributaria que soportamos todos. Afecta de forma instantánea al Impuesto de Bienes Inmuebles (municipal), encareciéndolo respecto a años anteriores. Pero, además, tiene consecuencias sobre impuestos como el IRPF (estatal) o Transacciones Patrimoniales (autonómico). Afectará también a las plusvalías municipales y a tributos ya de por sí injustos y confiscatorios como Patrimonio, Sucesiones y Donaciones.

La Unión de Contribuyentes considera que el ministro Montoro ha optado por una vía sutil para dar salida a la extrema voracidad fiscal del Gobierno. “Las consecuencias de esta revisión catastral se van a dejar sentir sobre todo en los hogares de los contribuyentes, ya que estamos ante una subida encubierta de impuestos que perjudica sobre todo al ciudadano medio”, ha declarado hoy Juan Pina, presidente de la organización.