Pactan penas de entre 5 y 2 años por traficar con heroína y cocaína en Puertollano y Ciudad Real

Belén Rodríguez Ciudad Real
Los cuatro acusados en la sala de vistas en la que han asumido las penas / Clara Manzano

Los cuatro acusados en la sala de vistas en la que han asumido las penas / Clara Manzano

La principal acusada de un grupo de 4 personas es una reincidente de Puertollano que tenía en su casa un revólver. Esta mujer ha asumido una condena mayor por narcotráfico y tenencia ilícita de armas

Josefa R.S., una vecina de Puertollano que cumple condena por un delito de tráfico de drogas del año 2003, ha asumido este martes ante la Audiencia Provincial una nueva condena de cinco años y medio de cárcel, por traficar con drogas otra vez en su casa del barrio del Pino de Puertollano en 2017.

Josefa, que tenía en su casa un revólver, balas, unos 114 gramos de heroína y mucho dinero en metálico en billetes pequeños escondidos por diferentes lugares de la vivienda; además de básculas de precisión ha asumido la autoría del trapicheo de drogas, exculpando en parte a su hijo Pablo R.S., que ha aceptado una condenada de dos años como cómplice del delito contra la salud pública.

Detenidos con droga comprada en Puertollano

En el acuerdo, que han pactado sus abogados con la fiscalía, también han aceptado un fallo de conformidad Juan T.C. y Rafael M.M., vecinos de Ciudad Real, a los que la Policía Nacional detuvo en marzo de 2017 en el coche con el que volvían de aprovisionarse droga de la casa de Josefa en Puertollano. Llevaban 15 gramos de cocaína con un 82% de riqueza y 4 de heroína con una riqueza del 12%.

El más joven intentará eludir la cárcel

“Como Pablo carece de antecedentes solicitaremos la suspensión de la pena en la ejecución de la sentencia. Creo que ha sido un buen acuerdo”, ha explicado José Manuel Morales, el abogado defensor del más joven del grupo (tiene 28 años).

Escuchas telefónicas en Ciudad Real

La investigación que culminó con la detención de la familia de Puertollano y los dos hombres de Ciudad Real comenzó a primeros del año 2017 a raíz de unas escuchas telefónicas a una familia de la capital, de la que se sospechaba que se abastecía de droga en Puertollano.

El 9 de marzo los agentes detuvieron a Juan T.C. y a Rafael M.M. tras seguirlos desde Ciudad Real a Puertollano. Los policías siguieron sus movimientos desde las 10.50 horas de la mañana, hasta que fueron detenidos horas después. Comprobaron cómo fueron a la estación del AVE para alquilar un vehículo con el que viajaron a Puertollano, entraron en el domicilio de la principal acusada, compraron la droga, y salieron. Los agentes les dieron el alto en la rotonda de acceso a Ciudad Real desde la autovía A-41, de vuelta de Puertollano, registraron el coche y encontraron la droga.

El registro en casa Josefa

Días después, el 16 de marzo, otros agentes de la Policía Nacional entraron con una orden de registro en casa de Josefa y su hijo Pablo.

Además de la droga el escrito de hechos probados recoge que en la vivienda de Josefa S.T. había mucho dinero distribuido por diferentes estancias y escondrijos. En concreto 369 billetes de 10 euros, 402 de 5 euros, 61 de 20 euros, 3 billetes de 500 euros, 2 billetes de 100 euros, 94 billetes de 50, 19 billetes de 20 euros y 2 billetes de 10 euros. La principal acusada también guardaba en el calcetín que llevaba puesto cuando fue cacheada 5 billetes de 50 euros, 2 billetes de 20 euros y un billete de 10 euros.

En el salón comedor de la casa se intervino una mochila con muchos más de mil billetes de 20, 50, 100 y hasta de 500 euros (16) además de 1.730 euros en monedas, procedentes del trapicheo de drogas.