‘Pescan’ un corzo a punto de morir en el canal de alimentación del pantano de Gasset

Belén Rodríguez Fernán Caballero

Imagen y video del rescate del corzo esta mañana en el canal de alimentación del Gasset / Lanza

Cuatro vecinos de Fernán Caballero han rescatado al animal, tras varias horas de brega. Del ejemplar, con las pezuñas destrozadas de arañar el plástico y el hormigón, se ha hecho cargo la finca Navalrosal

Cuatro vecinos de Fernán Caballero han rescatado este sábado un corzo al que un corredor vio sobre las diez de la mañana navegando en el canal de alimentación del pantano, una trampa perfecta para los animales.

La estructura, de hormigón y recubierta de plástico, no deja opción al animal a salir por sus medios. Este corzo ha tenido la buena suerte de que cuatro vecinos de Fernán Caballero sensibilizados con los animales han logrado rescatarlo de una muerte segura, previo aviso al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil.

No es la primera vez que pasa

Lo cuenta Agustín Gómez, el promotor del rescate: “Sobre las diez me ha llamado un amigo que suele correr por esa zona del pantano y me ha dicho lo del corzo. No es la primera vez que pasa, sobre todo ahora con la sequía que hay en el campo, muchos animales salvajes vienes a beber al pantano, si caen al canal, como le ha ocurrido a este, están perdidos”, explica.

Le han echado el lazo al estilo rodeo

Gómez ha ido a ver al corzo, que ha terminado enganchado en los plásticos que recubren el canal; peor aún. Ha llamado a su amigo Julio García, que ha acudido al rescate con su hijo David y su mujer Rosario López. Los cuatro, provistos de cuerda, han optado por echarle el lazo al estilo rodeo hasta que lo han atrapado.

Media hora más y se muere

“Pescarlo” no ha sido fácil,  han necesitado unas dos horas de brega hasta que por fin lo han enganchado con el lazo, lo han atraído a la superficie y lo han izado con bastante esfuerzo. “Yo creo que llega a estar media hora más y se muere”, explica Agustín, que reconoce que no había visto nunca un corzo tan grande de cerca.

La aventura del animal ha terminado en una la finca, cercana al canal. Han maniatado al corzo, lo han subido a un todoterreno, y en presencia del Seprona lo han liberado en un cortado de la finca en el que en estos días curarán al ejemplar, que tiene las pezuñas en carne viva de arañar. Cuando esté repuesto será liberado.