Petra Sánchez Bonales: «Solo si implantamos una nueva cultura de la igualdad en nuestro día a día lograremos acabar con el machismo»

Fran Solís Ciudad Real
vicepresidenta de la Diputación provincial de Ciudad Real y responsable del Área de Igualdad, Petra Sánchez Bonales / Elena Rosa

vicepresidenta de la Diputación provincial de Ciudad Real y responsable del Área de Igualdad, Petra Sánchez Bonales / Elena Rosa

La vicepresidenta de la Diputación provincial de Ciudad Real y responsable del Área de Igualdad, Petra Sánchez Bonales, explica que de cara a promover la igualdad entre hombres y mujeres la Diputación provincial actúa desde tres ámbitos como son la concienciación, la visibilización y la atención a las víctimas. Dentro del medio rural, y en relación a la lucha contra la violencia de género considera que hay que “ser conscientes de que estas mujeres se enfrentan a una doble discriminación”, de ahí que el empeño de la institución provincial esté en “llegar a ellas”. Por otra parte, Sánchez Bonales indica que el Día Internacional para la eliminación de Violencia contra la Mujer supone “visibilizar un problema que existe durante todos los días del año” por lo que considera necesario “acabar con todos los tipos de violencia que se ejercen contra la mujer”

Pregunta: ¿Qué supone la celebración Día Internacional para la eliminación de Violencia contra la Mujer?

Respuesta: Supone visibilizar un problema que existe durante todos los días del año. Además, es importante que no solo hablemos de las víctimas mortales, sino que seamos conscientes de que ese es el final tras una espiral de violencia de todo tipo sobre la que también debemos concienciarnos como sociedad para poder erradicarla.

Debemos acabar con todos los tipos de violencia que se ejercen contra la mujer y ahí se incluyen las amenazas, el acoso sexual, los chantajes, los desprecios y las faltas de respeto, el aislamiento social y familiar, el control de las redes sociales y las relaciones personales y las agresiones físicas y psicológicas.

P: Hace aproximadamente un año, el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, se comprometió a dotar de más recursos económicos y humanos la lucha contra la violencia de género en el medio rural de la provincia, con el fin de prevenir y proteger a las mujeres de hasta los pueblos más alejados. ¿Qué pasos se han dado al respecto?

R: En el caso concreto del medio rural, debemos ser conscientes de que estas mujeres se enfrentan a una doble discriminación. Por eso, nuestro empeño está en llegar a ellas. Para ello hemos aumentado los recursos económicos. Por ejemplo, en el presupuesto para 2022 que ya ha presentado el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, se incluyen 230.000 euros para políticas de igualdad de género y convocatorias de mujer en el medio rural.

P: ¿Qué medidas está llevando a cabo la Diputación provincial de Ciudad Real de cara a promover la igualdad entre hombres y mujeres?

R: La Diputación actúa desde tres ámbitos: la concienciación, la visibilización y la atención a las víctimas. Trabajamos la concienciación de los más jóvenes a través de talleres que llegan a los centros escolares y en los que se fomenta el desarrollo de relaciones personales basadas en la igualdad de género y alejadas de cualquier tipo de violencia, control o amenaza.

Por otro lado, ponemos en marcha campañas como la que estamos desarrollando ahora mismo en medios de comunicación provinciales y regionales para poner el foco en esta lacra social y a la vez servir de base informativa para posibles víctimas o para personas que estén viviendo en su entorno una situación de violencia machista.

Y, por último, contamos con la Casa de Acogida para víctimas de violencia de género donde pueden refugiarse y ser atendidas junto a sus hijos e hijas. Este recurso fue pionero en nuestra región y, actualmente, presta un servicio muy necesario. Por eso, quiero aprovechar esta entrevista para dar las gracias a sus trabajadoras por su compromiso con la lucha contra la violencia machista.

P: Según una información publicada por Lanza, la violencia machista se expandió por las redes en 2020 con un auge de los delitos de amenazas, injurias o acoso cometidos a través de las redes sociales. ¿Qué tipos de actuaciones se pueden adoptar para erradicar la ciber violencia en las redes sociales? ¿Hay que preocuparse ante el aumento de casos?

R: El control y las amenazas a través de redes sociales es algo que nos preocupa, sobre todo entre los más jóvenes. Por eso, trabajamos las campañas de concienciación que he comentado antes. Hay una violencia hacia las mujeres que no se ve y ésta es una de ellas. Este es el motivo, por el que este año hemos centrado la campaña en medios de comunicación en esta violencia invisible que no siempre se identifica como tal.

Debemos fomentar relaciones basada en la igualdad y, para ello, es vital formar a la ciudadanía en el uso de las redes sociales como una herramienta de interacción social y no como una herramienta de control, violencia y amenazas.

P: España es el sexto país europeo con mayor índice de igualdad de género, según el informe que publica el Instituto Europeo de Igualdad cada año. ¿Considera que es un dato positivo? ¿Hay que seguir trabajando para mejorarlo?

R: Es un dato muy positivo. A veces, cometemos el error de no saber poner el foco en todo aquello que nos hace grande como país y una de esas cosas es el trabajo que se está haciendo en materia de igualdad en todos los ámbitos. Todavía queda mucho por lograr y no debemos bajar la guardia ante discursos negacionistas de la violencia de género y machistas que pretenden hacernos retroceder todo lo que ya hemos avanzado. Es responsabilidad de todos y todas, y muy especialmente de quienes ocupamos cargos de representación y gestión, seguir avanzando en materia de igualdad sin fisuras.

P: ¿Qué tipo de actuaciones lleva a cabo la Diputación con el resto de administraciones, como son la Junta de Comunidades y los ayuntamientos, para erradicar la violencia de género en la provincia?

P: Hay algo muy positivo en nuestra provincia y es que existe una estrecha colaboración institucional entre el Gobierno de España, la administración regional, la Diputación y los ayuntamientos, no solo en materia de igualdad sino en prácticamente cualquier ámbito. Esto nos permite marcar objetivos comunes y colaborar tanto en la puesta en marcha de recursos como en la elaboración de mensajes.

Por ejemplo, la Diputación convoca ayudas para ayuntamientos de municipios del medio rural para desarrollar políticas de igualdad de género. En este sentido, como en tantos otros ámbitos, somos la guía para los pueblos más pequeños y rurales. Todas las mujeres tienen derecho a acceder a políticas, servicios y recursos en materia de igualdad y de protección ante la violencia machista independientemente del lugar en el que vivan.

La vicepresidenta en un momento de la entrevista / Elena Rosa

La vicepresidenta en un momento de la entrevista / Elena Rosa

P: ¿Considera que la lucha por derechos de la mujer pasa por una nueva cultura de la igualdad?

R: La lucha por los derechos de la mujer pasa continuamente por una nueva cultura de la igualdad. Cada vez estamos más formadas y somos más conscientes de qué aspectos generan desigualdad en nuestra sociedad tanto en el ámbito personal como en el laboral, social y familiar.

Como sociedad debemos implicarnos en la consecución de una igualdad real y para ello es fundamental que hombres y mujeres nos concienciemos en cómo podemos ayudar cada uno desde nuestro ámbito a conseguirlo. Evidentemente, hemos crecido en una sociedad machista y, por lo tanto, todos y todas tenemos en algún momento algún comportamiento, comentario y pensamiento de discriminación a las mujeres por el hecho de serlo.

Para ello, debemos en primer lugar estar formados para identificarlos; en segundo lugar, tener autocrítica para saber que debemos cambiarlos y, por último, llevar a cabo ese cambio.

P: ¿Cómo se encuentra la provincia de Ciudad Real en materia de igualdad de género si se la compara con otras zonas de la geografía española?

R: Como en otros ámbitos, la realidad geográfica es un valor a tener en cuenta en el análisis. Cuando hablamos de igualdad de género no debemos olvidar nunca a las mujeres rurales que viven en nuestros pueblos y que son un ejemplo de lucha, superación y vida. Es importante acercar a ellas recursos y formación en igualdad para que puedan acceder a una cultura de la igualdad igual que las mujeres que viven en grandes núcleos de población. Pero tampoco debemos olvidar que existen prejuicios sobre el papel de la mujer en el medio rural contra los que debemos alzar la voz y mostrar cómo las mujeres han sido y son vitales en el desarrollo económico, social y político de nuestros pueblos. La población de la provincia está concienciada y existe un sentimiento común de lucha por la igualdad de género que debemos seguir trabajando acercándonos a todos los perfiles de mujeres, a todas las poblaciones sea cual sea su tamaño y a todas las edades.

P: ¿Qué mensaje quiere mandar a la ciudadanía con motivo del 25 de noviembre, Día Internacional para la eliminación de Violencia contra la Mujer?

 R: Me gustaría mandar un mensaje en tres direcciones. En primer lugar, quiero dirigirme a las mujeres que están siendo víctimas de cualquier tipo de violencia. Hay recursos para ayudaros, hay voluntad política y, sobre todo, hay una salida posible a esa espiral de miedo en la que viven. Sabemos que no es un camino sencillo pero deben saber que no van a recorrerlo solas sino que van a estar protegidas y atendidas por las administraciones, por los profesionales especializados en materia de violencia machista y por una sociedad que cada vez está más concienciada.

En segundo lugar, me gustaría mandar un mensaje a las personas que están viviendo en su entorno alguna situación de violencia hacia una mujer. Todos somos parte de esta lucha y todos podemos ayudar. Debemos acompañar, guiar y ayudar a las víctimas porque el silencio solo nos hace cómplices. Hay recursos especializados para asesorarse e informarse sobre qué podemos hacer ante una situación de este tipo y es nuestra obligación hacerlo.

Y, por último, me quiero dirigir a los hombres que están ejerciendo cualquier tipo de violencia hacia las mujeres porque nos dirigimos mucho a las víctimas y pocas veces ponemos el foco en los responsables reales de la violencia machista. No tienen ningún derecho a acosarlas, violarlas o agredirlas. La sociedad ya no tolera más violencia hacia las mujeres. Estamos todas y todos frente a ellos para protegerlas.