Piden 18 años de cárcel en un caso de supuesto “noviazgo” con una menor en Alcázar

El acusado tenía 18 años cuando mantuvo relaciones  “sin emplear violencia” con una niña de 12. La fiscalía lo acusa por cuatro delitos de agresión sexual con la atenuante de "alteración psíquica", se supone que tiene una "importante inmadurez mental"

Belén Rodríguez
Ciudad Real

J.J.E.M., de 21 años y vecino de Alcázar de San Juan, podría ser condenado a dieciocho años de prisión por haber mantenido cuando tenía 18 años una supuesta relación de “noviazgo”, según refleja el escrito de acusación, con una niña 12 años, de 15 en la actualidad, con la que tuvo en cuatro ocasiones relaciones sexuales completas.

Es lo que pide para él la fiscalía provincial, que lo acusa de cuatro delitos de violación, por los que reclama 18 años de prisión, con la atenuante de “alteración psíquica” (de aplicarse lo que estipula el Código Penal por cada delito la pena superaría los 30 años).

En el juicio, que se celebrará la semana que viene en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial (martes y miércoles), la fiscalía defenderá que el mayor de edad, a sabiendas de la tierna edad de la niña, la agredió sexualmente “sin que conste empleo de violencia o intimidación, aunque con cierto rechazo de la menor”, sostiene el ministerio público, que describe una relación entre ellos en la que el adulto amenazaba a la menor con dejarla si no accedía a sus pretensiones sexuales.

La relación duró apenas un mes, entre febrero y marzo de 2012, hasta que a raíz de una denuncia el Juzgado de Instrucción número 1 de Alcázar dictó una orden de alejamiento del joven respecto de la niña (es del 19 de marzo), medida que la fiscalía pide que se mantenga en  caso de que J.J.E.M. sea declarado culpable.

También se pide al joven que abone una indemnización de 6.000 euros a la menor.

El ministerio público concede que el acusado tenía “un pensamiento empobrecido y lento, con una importante inmadurez mental respecto de su edad biológica”.

En España una persona puede mantener relaciones sexuales consentidas a partir de los 13 años, un edad que ha sido objeto de controversia en muchas ocasiones, por ser de las más bajas del mundo.