Piden reducir la superficie para nuevas plantaciones de viñedo

J. Y. / Ciudad Real

El nuevo RD de autorizaciones de Plantación de Viñedo, en vigor desde el 1 de enero, está levantando las críticas de organizaciones profesionales y de la propia Administración. El Magrama ha fijado en un 0,6% el porcentaje sobre la superficie nacional de viñedo a 31 de julio de 2015, lo que equivale a 5.752 hectáreas, en las que se podrá conceder para autorizaciones de nuevas plantaciones en 2016,

Precisamente, la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, pide al Magrama que se rebaje ese  porcentaje hasta el 0’25 % como máximo permitido cada año sobre la superficie total nacional, “teniendo en cuenta que tenemos viñedo pendiente de plantación y además tenemos una producción suficiente, por lo que entendemos que no es necesario ir más allá”, expresó este miércoles el titular del departamento Francisco Martínez Arroyo.

UPA también se ha mostrado en contra y cree que el porcentaje de nuevas plantaciones debe ser lo más próximo a 0, al menos para el primer año de aplicación. Según señaló en una nota, la normativa europea establece que el incremento anual de superficie de viñedo debe oscilar entre el 0 y el 1%. “En 2016 el incremento debería quedarse en un 0,001%”, aseguraron.

Coag aboga por un ligero incremento del 0,2%, destinado a jóvenes agricultores profesionales, pues en los próximos cinco años, entrarán en producción 130.000 nuevas hectáreas en espaldera y regadío, lo que supondrá un incremento del potencial productivo de 500.000 hl.

De su lado, el profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM); José Ángel Amorós, señala que primero “habría que hacer un diagnóstico para ver si hay necesidad de nueva superficie de viñedo”, a la vez que apunta que “la gran clave es el regadío”, ya que “hay más producción porque se cambian las técnicas de cultivo, que son más eficientes”.

34,2 millones para reestructuración.- De otro lado, dentro de los planes de reestructuración y reconversión de viñedo en el ejercicio presente (dentro del programa de apoyo al sector vitivinícola español), se han aprobado en la provincia 23 planes de reestructuración y reconversión para un total de 2.736 viticultores beneficiarios -un tercio de la región-, y unos pagos de 34,2 millones, el 33% del volumen regional. Según ha informado Agricultura a El Campo, el último pago, de un millón de euros, se ha realizado este mismo miércoles, y llegará a los productores en unos días.