Luz verde a Naturgy para dos plantas fotovoltaicas de 100 MWp en Porzuna

Anibal B.C. Ciudad Real
Imagen de una planta fotovoltaica

Imagen de una planta fotovoltaica

Junto con las de Carpio de Tajo y La Nava, Naturgy pretende construir ahora las plantas de Picón I, Picón II, Picón III, a las que unirán también las de Canredondo y Zorita, en la provincia de Guadalajara.

La Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha dado luz verde al proyecto de Naturgy de instalar dos plantas fotovoltaicas con una potencia de 100 MWp en el término municipal de Porzuna, en la provincia de Ciudad Real.

Según la información consultada en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, la Junta ha considerado viable la construcción de estas platas, según se recoge en la declaración de impacto ambiental de los proyectos de instalación.

Estos dos proyectos, denominados “Picón I” y “Picón II” forman parte un proyecto global de la empresa energética que prevé instalar un total de tres plantas fotovoltaicas en esta zona, con una potencia total de producción de 150 MWp.

Hasta el momento ha recibido la consideración de viables dos de las tres plantas de producción solar y se está a la espera de que concluya la tramitación ambiental del proyecto “Picón III”.

Las plantas estarán compuestas por 151.452 módulos fotovoltaicos de 330 Wp cada uno, con 19 inversores de 2200 kVA y 9 centros de transformación 0.66/20 kV de 4.400 kVA, además de un centro de transformación de 2200 kVA.

El proyecto contempla la instalación de líneas auxiliares de conexión de alta tensión para la conexión de estas plantas con la subestación ubicada en la Planta Fotovoltaica Picón I, desde la que se evacuará la energía producida a una línea de alta tensión que irá a parar a la subestación eléctrica de Picón, situada en el municipio de Alcolea de Calatrava , a unos 15 kilómetros al sur de la planta.

La superficie total que ocuparán las plantas Picón I y Picón II rondará las 400 hectáreas de terreno de secano.

El pasado mes de abril, Naturgy inició el proceso de construcción de la planta solar fotovoltaica de La Nava, una instalación situada en los términos de Almodóvar del Campo y Puertollano (Ciudad Real), con una potencia de 49 MW y una inversión de más de 34 millones de euros.

Posteriormente, en el mes de mayo en Carpio de Tajo (Toledo) ponía la primera piedra de la planta que se construirá en este municipio con una potencia de 50 megavatios (MWp), y producirá alrededor de 90 GWh al año, equivalentes al consumo eléctrico anual de 36.000 viviendas.

Junto con las de Carpio de Tajo y La Nava, Naturgy pretende construir ahora las plantas de Picón I, Picón II, Picón III, a las que unirán también las de Canredondo y Zorita, en la provincia de Guadalajara.

En total, siete proyectos de energía limpia que supondrían una potencia total de 271,7 MWp y una inversión conjunta de unos 176 millones de euros.

Naturgy tiene en operación otra instalación de la misma tecnología en la provincia de Toledo, en La Puebla de Montalbán, la más antigua de Europa, que comenzó a funcionar en 1994 con una potencia pico de 1 MW.