Julián Triguero sobre la tromba de agua en Pozuelo: “No ha habido destrozos”

Belén Rodríguez Pozuelo de Calatrava
Calle completamente inundada el martes por la tormenta que descargó en Pozuelo a media tarde / Facebook Jesús Gómez Triguero

Calle completamente inundada el martes por la tormenta que descargó en Pozuelo a media tarde / Facebook Jesús Gómez Triguero

Una “nube negra” descargó el martes 30 litros de lluvia por metro cuadrado en veinte minutos, dejó calles anegadas y generó un problema de avenida de aguas fecales en la calle Ricardo Rivas, “nada para lo que podía haber pasado si llega a durar más”, explica el alcalde

La localidad de Pozuelo de Calatrava se ha recuperado ya de la espectacular tromba de agua que descargó el martes a media tarde. En veinte minutos cayeron unos 30 litros por metro cuadrado lo que provocó que el agua corriera por algunas calles como si se tratara de los canales de Venecia, pero la cosa no fue a más. “No ha habido destrozos”, responde rotundo el alcalde Julián Triguero, aunque admite que él mismo y muchos de los que vivieron “la nube negra” sintieron miedo.

Calle Ricardo Rivas, con problemas por la incapacidad del colector de absorber la lluvia / Ayto Pozuelo

Calle Ricardo Rivas, con problemas por la incapacidad del colector de absorber la lluvia / Ayto Pozuelo

Lo peor, en la calle Ricardo Rivas

Lo peor la afectación al colector en la calle Ricardo Rivas, próxima al parque municipal, que no dio abasto para absorber tanta cantidad de agua en poco tiempo, lo que provocó una concentración de aguas fecales que ya se ha limpiado. “En realidad en cuanto dejó de llover todo volvió a la normalidad, nada para lo que podía haber pasado si el fenómeno llega a durar más”, explica Triguero.

Ciudad Real estuvo toda la tarde de ayer en alerta amarilla por fuertes tormentas que descargaron en muchos puntos. Esta de Pozuelo, sobre las siete y cuarto de la tarde, fue un fenómeno único que se fraguó y afectó sólo a la localidad.

Por su trabajo en Protección Civil el alcalde de Pozuelo recuerda haber vivido momentos parecidos en las inundaciones de Alcázar de San Juan y Villarrubia de los Ojos del mes de mayo de 2007. “Pero en Pozuelo desde que estoy de alcalde no he visto nada igual”, subraya. El 112 movilizó a los voluntarios de Protección Civil que intervinieron, aunque no fue necesaria la actuación de los bomberos.

La Inesperada, en muy buen momento

Lo positivo de las lluvias de los últimos meses, además de las de ayer, es que la laguna Inesperada y su centro de interpretación, un éxito desde abrió hace dos años, se encuentra en un gran momento excelente de nivel de agua para visitar y observar las aves esta primavera (abre al público los fines de semana).