Preocupación en el sector cinegético por los primeros casos de mixomatosis en liebres en Ciudad Real

Julia Yébenes Ciudad Real
Imagen de una liebre / Lanza

Imagen de una liebre / Lanza

La primera aparición fue en la provincia de Córdoba hace tres meses donde se encontraron ejemplares afectados, y posteriormente se hallaron liebres enfermas también en puntos de Toledo y Cuenca, mientras que recientemente se han encontrado en Ciudad Real, especialmente en la comarca de Montiel, donde “va a más”, ha señalado el presidente de Aproca. La delegación provincial de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha ha analizado el tema en una reunión en Campo de Criptana

El sector de la caza en Castilla-La Mancha no deja de sufrir sobresaltos, pues después de la sequía que arruinó durante varios años parte de la calidad de los trofeos y de las crías, y tras la complicada negociación de la Ley de Caza, en vísperas de la nueva temporada de caza  se enfrenta a la inesperada llegada de la mixomatosis en poblaciones de liebre ibérica (Lepus granatensis).

Portavoces de organizaciones de gestión cinegética y de cazadores de Castilla-La Mancha han mostrado su preocupación por los primeros casos en territorios de varias provincias como es la comarca ciudarrealeña de Campo de Montiel, donde los cazadores han alertado de la “grave” incidencia de este virus que tradicionalmente atacaba a los conejos.

El presidente de la Asociación de Propietarios Rurales para la Gestión Cinegética y Conservación del Medio Ambiente (APROCA), Luis Fernando Villanueva, ha recordado que la primera aparición fue en la provincia de Córdoba hace tres meses donde se encontraron ejemplares afectados, y posteriormente se hallaron liebres enfermas también en puntos de Toledo y Cuenca, mientras que recientemente se han encontrado en Ciudad Real, especialmente en la comarca de Montiel, donde “va a más”.

La enfermedad “se está extendiendo”, ha señalado Villanueva, que ha indicado que dicha especie “está en regresión” por los efectos de la mixomatosis en los animales, con síntomas claros como los ojos hinchados, conjuntivitis, incluso hemorragias.

Al parecer, el virus y sus efectos en liebres ha sido comprobados en los laboratorios oficiales, y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) publicó hace mes y medio un informe sobre los casos aparecidos hasta ese momento en Andalucía y Castilla-La Mancha, así como activó el protocolo con indicaciones para saber actuar ante ejemplares enfermos en el campo.

En concreto, los cazadores deben, según las recomendaciones, comunicar la presencia de liebres con síntomas a los servicios veterinarios y de medio natural a nivel nacional y autonómico, además de avisar a los guardas forestales.

Reunión en Campo de Criptana

Precisamente, este jueves cazadores de la provincia de Ciudad Real, principalmente, y de Albacete, Cuenca y Toledo se han reunido en la localidad de Campo de Criptana para debatir el alcance de la mixomatosis en la liebre a pocos días de la apertura del periodo hábil de caza.

El delegado provincial de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha, Manuel Aranda, ha explicado que el objetivo del encuentro era “repasar las actuaciones a realizar cuando veamos ejemplares heridos o muertos”.

Entre las causas que han provocado la aparición de la enfermedad en liebres, el Ministerio de Agricultura baraja las lluvias primaverales “que elevaron la densidad de insectos vectores, sobre todo mosquitos”, en zonas con abundante presencia de conejos y liebres.