Primer recurso ante el Supremo por el caso de la discapacitada víctima de abusos en Brazatortas

Belén Rodríguez Ciudad Real
El primer acusado en presentar el recurso ante el TS (arriba, primero por la izquierda), con su abogado, durante el juicio que se celebró en abril / Clara Manzano

El primer acusado en presentar el recurso ante el TS (arriba, primero por la izquierda), con su abogado, durante el juicio que se celebró en abril / Clara Manzano

El único acusado que sigue viviendo en el pueblo recurre la condena de la Audiencia Provincial a 14 años de cárcel. “Se ha vulnerado nuestro derecho de defensa, no pudimos interrogar a la menor”, dice su abogado

F.L.L.V., uno de los condenados a 14 años de cárcel por abusar de una menor discapacitada en Brazatortas, a la que prostituía su propia madre, ha sido el primero en recurrir la sentencia de la Audiencia Provincial de Ciudad Real.

“Creemos que se ha vulnerado nuestro derecho de defensa”, señala su abogado Luis Romero, que acaba de presentar el recurso de casación ante el Tribunal Supremo, algo que supuestamente también harán los otros cinco condenados, entre ellos la madre de la joven.

Solo lo nombra una vez e inducida

Romero, que se quejó en el juicio de la falta de pruebas, ve desproporcionado que porque la niña (mayor de edad pero mentalmente de siete años) mencionara en una sola ocasión por el apodo a su defendido, “inducida por su hermana”, recalca, sea condenado a una pena tan severa (en una de las sesiones con las peritos forenses citó por su alias a este acusado como uno de los hombes que se acostaba con ella).

Un calvario personal desde 2014

F.L.L.V., el único que sigue viviendo en el pueblo, está pasando un calvario personal desde que la hermana mayor de la chica denunció el caso en 2014 y su nombre se vio salpicado en esta durísima  historia, que según este letrado duró años por la inacción de los servicios sociales.

“No hemos podido interrogar directamente a la menor, no nos han dejado, y consideramos que eso es vulnerar nuestro derecho de defensa, y más en un caso tan grave como este”.

El primer recurso seis por el caso

Este recurso es el primero de los seis que supuestamente recibirá el Tribunal Supremo por uno de los casos más crueles de abusos cometidos en la provincia de Ciudad Real. Se supone que los abusos sobre la niña, a la que su propia madre prostituía a cambio de dinero, duraron al menos cuatro años, entre 2010 y 2014, hasta que la hermana mayor, que ahora tiene la tutela, la sacó del pueblo.

La sentencia de la Audiencia Provincial, tras cuatro largas sesiones de juicio, considera probado que entre 2010 y hasta 2014 la acusada M.A.E.G. prostituyó a su propia hija, menor y discapacitada (tenía entre 12 y 13 años cuando empezó), a cambio de dinero, tabaco o regalos de poca monta.

5 años por prostitución y 9 por abuso

El tribunal también consideró probado que cinco de esos abusadores –es posible que hubiera más- fueron J.C.G.R., J.M.R., F.R.G, F.J.L.V (este último el primero en presentar el recurso) y D.G.G., todos ellos varones de la comarca de Puertollano. Los cuatro primeros fueron condenados por los delitos de prostitución (cinco años para cada uno) y abuso sexual con acceso carnal a menor de 13 años (nueve). El quinto, un hombre casi octogenario, fue sentenciado a siete años porque se supone que no llegó a mantener relaciones sexuales completas con la niña.

Ninguna de las seis personas condenadas por estos hechos, incluida la madre que ya no tiene contacto con la menor, está en prisión por el momento, puesto que la sentencia no es firme.