Aprobada la nueva ordenanza reguladora del servicio de taxi

Graci Galán Puertollano
Ana Belén Mazarro explicaba la ordenanza de taxi / Lanza

Ana Belén Mazarro explicaba la ordenanza de taxi / Lanza

El servicio de taxis cuenta con una nueva ordenanza, actualizada, que regula este servicio, ha sido aprobada por unanimidad en el pleno

El pleno del Ayuntamiento de Puertollano ha aprobado la ordenanza municipal reguladora del servicio de taxi por unanimidad. Ciudadanos cambiaba su voto de abstención que ofreció en la comisión por otro a favor en la sesión plenaria, por lo que todos los grupos políticos votaron a favor de esta ordenanza que comenzará su información pública para posibles reclamaciones.

Una ordenanza que data del año 1987 y que había quedado totalmente obsoleta, por lo que, la concejal encargada de este servicio, Ana Belén Mazarro, explicaba que con esta nueva ordenanza municipal se trata de garantizar una movilidad sostenible dentro de la ciudad, un sistema de comunicaciones que permita calidad de vida y unos derechos a todos los ciudadanos en su libertad de movimientos y de la  libre circulación.

Puertollano ha ido evolucionado y han surgido nuevas necesidades así como nuevos núcleos de población, así como nuevos sistemas de contratación y nuevos factores que han influido en los hábitos de desplazamiento de los ciudadanos, por lo que el Ayuntamiento ha visto la necesidad de adaptar la regulación de este servicio a la realidad actual de la ciudad.

Todos los grupos políticos han trabajado en esta nueva ordenanza municipal reguladora del servicio del taxi y se ha contado con las propuestas y sugerencias de las asociaciones de estos colectivos, por lo que es un ordenanza totalmente acordada. De hecho el borrador se presentó en febrero de 2016, “seguidas de diez reuniones en las cuales se escucha, se expone, se dialoga, se debate e incorporan propuestas a este borrador inicial”. Ya en 2017 se inició una ronda de reuniones con representantes de los grupos políticos, aprobando también por unanimidad el texto para que se inicien los trámites posteriores.

Así, Mazarro afirmaba que es “una ordenanza acorde con la legislación actual, que contribuirá a una mejor comprensión de lo que recoge, ordena y regula, así como una mayor precisión en los conceptos”.

Esta ordenanza pasa por establecer la publicidad en los vehículos prestadores del servicio, regulando por primera vez incluso la posibilidad de instalar publicidad interior, haciendo hincapié en la prohibición de publicidad que atente contra los Derechos Humanos y de la mujer, como aquella que incite o favorezca la prostitución, no debiendo contener frases, símbolos, dibujos o cualquier otro objeto considerado como sexista o discriminatorio. Además, se refleja la accesibilidad, taxis adaptados, llevar tarifas en braille o poder  ir acompañados, en caso necesario, de perros guía o de asistencia sin incremento del precio del servicio.

La regulación del número de plazas, contemplándose, según tipo de vehículo o transporte, un mínimo de 5 y un máximo de 9 de forma excepcional y previo informe de la Consejería; los derechos y deberes, tanto de usuarios como de conductores de taxi; Régimen tarifario y sancionador; La imagen y vestimenta que el conductor del taxi debe mostrar al usuario; la obligación de estar en posesión del título de Graduado en ESO para la obtención de una licencia, entre otras son algunos de los puntos de esta nueva ordenanza.

“Esta es una nueva Ordenanza muy favorable para todas las partes, con un carácter renovador que contempla las nuevas necesidades tanto de los profesionales del taxi como de los usuarios del servicio, haciéndolo compatible e integrándolo en el conjunto del transporte público colectivo urbano e interurbano”.

Esta nueva ordenanza entrará en vigor tras la publicación de la misma en el BOP. El pleno aprobó por unanimidad la misma.