Cruz Roja Puertollano propone a los chavales una jornada de multiaventura con el proyecto ‘Intervención familiar con infancia en riesgo’

Lanza Puertollano
Se realizaron actividades como tirolina, kars y tiro con arco

Se realizaron actividades como tirolina, kars y tiro con arco

Se celebró un día de ocio y convivencia en el centro ‘Dulcinea’ de Puertollano

Con la llegada del verano, desde el proyecto de ‘Intervención familiar con infancia en riesgo’, se propuso una actividad de multi-aventura con los chavales en el centro de ocio ‘Dulcinea’, donde los niños pudieron realizar actividades como tirolina, kars y tiro con arco.

Los chavales disfrutaron de una divertida mañana fuera de la rutina del curso tanto en sus centros educativos como en la sede local de Cruz Roja Puertollano, en la que siguen asistiendo en horario de mañanas para poder repasar los contenidos que han estado viendo durante el período lectivo antes de tomarse un descanso definitivo de actividades a partir del 19 de julio.

La actividad estuvo supervisada en todo momento por los monitores titulados de la empresa organizadora que cuenta con amplia experiencia en este tipo de actividades.

La duración de la actividad fue de dos horas de ocio y entretenimiento, y participaron un total de 17 niños y niñas de Cruz Roja y el voluntariado inscrito en el proyecto, que acompañó a los menores desde la salida de la sede local hasta el mismo momento de llegada al finalizar la actividad.

El proyecto de ‘Intervención familiar con infancia en riesgo social’

Este proyecto, implantado al inicio del 2017, se estructura en actividades que mejoran el rendimiento escolar, merienda para garantizar la alimentación saludable de los menores y actividades lúdicas y de ocio para potenciar el juego colaborativo y la buena integración de los niños y niñas dentro del grupo.

Este proyecto interviene con familias en desventaja social con menores a  su cargo  para  dar respuesta a las necesidades de los niños/as.

Se realizará una intervención a dos niveles. Por un lado, como soporte psico-social y educativo a los adultos de referencia de los niños (padres, madres u otros cuidadores principales) en relación a sus capacidades de crianza y educación, así como a los problemas sociales que están condicionando el riesgo social en el que se encuentran los menores. Y, por otro, programa un itinerario de atenciones a lo largo de la semana con la referencia de personas adultas que garanticen cuidado, realización de tareas escolares, meriendas y actividades lúdicas, deportivas, etc. Se parte de la detección del riesgo por parte de Cruz Roja o bien de otros agentes del entorno como escuela, salud, servicios sociales, justicia y empleo.

A día de hoy se han atendido a cerca de 60 menores con sus respectivas familias desde que comenzó el proyecto, atendiendo a sus capacidades para la educación y los problemas sociales que puedan estar condicionando su situación, realizando de forma periódica una escuela de familias. A partir de septiembre se iniciará otro nuevo curso lectivo donde podrán participar nuevos menores que aún no hayan podido beneficiarse de este recurso en la localidad.