Dos trabajadores del Centro de Transeúntes de Puertollano serán trasladados y otros cuatro perderán su empleo

Graci Galán Puertollano
El Centro de Transeúntes de Puertollano / Lanza

El Centro de Transeúntes de Puertollano / Lanza

Cáritas continúa con la "reorganización" de sus recursos y ha tomado la decisión de cerrar el Centro de Transeúntes Virgen de Gracia este 30 de septiembre, dos trabajadores serán reubicados y cuatro cesados, las tres personas que residen en el mismo pasarán a otro centro

El inminente cierre del Centro de Transeúntes Virgen de Gracia de Puertollano este 30 de septiembre hará que dos trabajadores de este centro sean trasladados a otro y cuatro empleados más pierdan su trabajo.

El cierre de este Centro de Transeúntes Virgen de Gracia, que en la actualidad cuenta con tres personas acogidas que también serán derivadas a otro centro de Cáritas, había aplazado su cierre del mes de marzo tras llegar la pandemia. Ahora, la decisión se ha vuelto a retomar y este centro cerrará sus puertas en este mes. En este centro realizaban sus labores como voluntarios unas veinte personas, antes de la pandemia.

Ángel Ruiz-Moyano, secretario general de Cáritas en Ciudad Real, explicaba que continúan con la «reorganización que se suspendió en marzo por el Estado de Alarma» si bien afirma que en este tiempo no han podido acoger personas que estén de paso porque solo se podía hacer si tenían el compromiso de quedarse en el centro apostando así por la reinserción; las condiciones sanitarias actuales no permite pernoctar unas noches únicamente, «teníamos instrucciones de pasar para quedarse, no solo estar de paso», matiza.

Ruiz-Moyano entiende que «nunca es oportuno cerrar un recurso por los daños que se generan pero vamos a seguir atendiendo a las personas que están en este centro».

Así pues, una vez que se cierre este Centro de Transeúntes estas instalaciones quedarán en manos de la parroquia San Juan de Puertollano, en quien recayó la misma cuando la población de Puertollano hizo sus donaciones para poder construir este centro con motivo de la coronación de la Virgen de Gracia.

Tras varias décadas funcionando y atendiendo a los transeúntes que han necesitado del mismo, Cáritas ha tomado la decisión de cerrar el centro de Puertollano.

Por su parte, el Ayuntamiento de Puertollano, en palabras de Adolfo Muñiz, ha explicado que «desde el consistorio no queremos que se cierre este centro» y reconoce que tanto la JCCM como el propio Ayuntamiento han mantenido su apoyo a este centro en este tiempo». Además, Muñiz agradecía la labor que las Hijas de la Caridad han realizado «estupendamente bien, agradecerles el esfuerzo que llevan haciendo durante este tiempo y a los voluntarios su labor».