El Consejo de Ministros deberá avalar la consulta popular que elegirá el día festivo local de Puertollano

Lanza Puertollano
Momento del Pleno de Puertollano / Lanza

Momento del Pleno de Puertollano / Lanza

Por el momento, el Pleno de la Corporación ya ha fijado como festivos en el 2021 las fechas del 7 de mayo y 8 de septiembre

Una consulta popular, que deberá avalar el Consejo Ministros, es la que decidirá si se mantiene una de las dos fiestas locales anuales durante la Feria de Mayo o se decide por convertir en rojo el Día del Santo Voto. Por el momento, el Pleno de la Corporación ya ha fijado como festivos en el 2021 las fechas del 7 de mayo y 8 de septiembre.

La alcaldesa, Isabel Rodríguez, afirmó que no tiene clara su posición como ciudadana entre las dos opciones, aunque sí reconoció que es una decisión que no adoptará ni el equipo de Gobierno ni ningún grupo político, sino que será de la ciudad de Puertollano “y así será mucho más rica la elección que hagamos”.

Una deliberación, dijo Rodríguez, que se tiene que hacer con cabeza y las posibles repercusiones que puede tener, sobre todo, en el ámbito económico. “El Santo Voto durante casi siete siglos se ha celebrado sin ser festividad y mi compromiso es mantener las tradiciones y ésta que es la más antigua y que marca, en cierto modo, la personalidad y esencia de la ciudad”.

 

Inscripción del Santo Voto en el Registro General de Bienes de Interés Cultural

Rodríguez recordó que el equipo de Gobierno estableció como compromiso realizar dicha consulta para decidir sobre la permanencia de la fiesta local de la Feria de Mayo o cambiarla por la mencionada del Santo Voto, quedando sin alterar en cualquier caso la fecha del 8 de septiembre de la Virgen de Gracia.

En relación a esta celebración, el Delegado del Gobierno, Francisco Tierraseca, este mismo jueves ha informado a alcaldesa de la inscripción en el Registro General de Bienes de Interés Cultural del Santo Voto como Bien Inmaterial del Santo Voto.

La alcaldesa apuntó que, cuando se habla de esta festividad, hay que tener en cuenta diversas cuestiones, desde si queremos recoger personalmente el guiso del Voto en vez de trabajar o también las posibles repercusiones económicas para la ciudad que el festivo fuera un jueves y su prolongación en un amplio puente. “Nos interesa que durante las fiestas la ciudad esté llena de gente, consumiendo, transitando, pero también generando riqueza y empleo”.