Herreros confirma que el crimen de Puertollano ha sido un asesinato machista

Carlos Monteagudo Ciudad Real

La subdelegada del Gobierno, María Ángeles Herreros, y el comisario jefe provincial, Miguel Rufino, en la rueda de prensa para informar sobre el crimen machista de Puertollano / Elena Rosa

La mujer fue asesinada a disparos por su pareja sentimental, quien, posteriormente, se suicidó de un disparo con el mismo arma. De esta manera, la mujer, de nacionalidad ucraniana, se convierte en la segunda víctima de violencia machista de 2020 de toda España.

La subdelegada del Gobierno en la provincia de Ciudad Real, María Ángeles Herreros, y el comisario jefe provincial, Miguel Rufino, han confirmado este mediodía que el crimen de Puertollano, en el que una mujer, de 61 años de edad y de nacionalidad ucraniana, apareció muerta junto al cuerpo de su pareja sentimental, de 53 años, en número 20 de la calle La Fuente de Puertollano, fue un asesinato machista.

En una rueda de prensa ofrecida a los medios de comunicación, la representante del Gobierno de España en la provincia de Ciudad Real ha descartado que en el crimen se produjera la intervención de “terceras personas” y ha señalado a la pareja sentimental de la mujer como el autor de la muerte de la mujer y de la suya propia.

La víctima, según el relato de la subdelegada y el comisario, presentaba “varios disparos” propinados por un arma de fuego corta, encontrada en el lugar del crimen. Mismo arma con el que el hombre, posteriormente, se suicidó propinándose un disparo en la cabeza. Un crimen que pudo producirse, según ha apuntado el comisario, durante la tarde del sábado, ya que en el momento que los agentes hallaron los cuerpos, el domingo por la tarde, los cadáveres “tenían más de 24 horas”.

Un caso de violencia de género que están intentando que tenga el final

Un caso de violencia de género que están intentando que tenga el final "más humanamente posible" / G.G.

El hermano del hombre avisó a la Policía

Las alarmas saltaron cuando el hermano del presunto asesino avisó a la Policía Nacional de que llevaba “varios días” sin tener noticias de él. Un hecho que hizo que los agentes tramitaran la solicitud ante el juzgado para entrar en la vivienda del entonces desaparecido.

Al entrar a la vivienda, a última hora de la tarde del domingo, los agentes hallaron dos cuerpos sin vida con claros signos de violencia. Unos signos que apuntaban a que el hombre disparó “varias veces” a su pareja sentimental para después acabarse suicidando él, quedando descartada la intervención de terceras personas, según ha destacado el comisario jefe provincial.

Rufino también ha informado que ningún vecino escuchó los disparos, de ahí a que la investigación no se iniciara hasta el aviso del hermano del presunto asesino.

El presunto asesino, de 53 años de edad y bombero en la refinería de Repsol en Puertollano, no tenía antecedentes penales ni existían denuncias previas por posible violencia de género, tal y como han informado la subdelegada y el comisario.

Segunda víctima de violencia de género de 2020

El asesinato de esta mujer ucraniana residente en Puertollano se ha convertido en el segundo crimen machista de 2020, después del crimen de Espluges de Llobregat (Barcelona), en el que un hombre asesinó a su expareja, de 28 años, y a su hija, de tres años, el pasado 7 de enero.

La subdelegada del Gobierno ha lamentado y condenado este hecho tan lamentable que acaba “con el optimismo moderado del pasado 2019”, año en el que no se produjo ningún asesinato machista ni en la provincia de Ciudad Real ni en toda Castilla-La Mancha.