El hojalatero artífice de los jarrillos de la Fuente Agria fallece, se pierde la tradición

Graci Galán Puertollano
Uno de los últimos jarrillos de agua agria que Viciconti elaboró / C.M.

Uno de los últimos jarrillos de agua agria que Viciconti elaboró / C.M.

La tradición de los jarrillos del agua agria se pierde con el fallecimiento de Rafael Viciconti, el hojalatero de la Plaza del Ayuntamiento que los elaboraba siguiendo la tradición familiar

El hojalatero artífice de los tradicionales jarrillos de la Fuente Agria, Rafael Viciconti ha fallecido. En su hojalatería de la calle Soledad elaboraba durante décadas estos tradicionales jarrillos del agua agria con los que los puertollanenses siempre han pasado por la fuente  agria a echar un trago de agua agria.

Elaboró durante décadas estos tradicionales objetos, de pura artesanía, hechos con sus propias manos y con mucho cariño, el propio de saber que seguía cumpliendo con la tradición de sus padres y abuelos.

Los últimos jarrillos de agua agria se colocaron en la Fuente Agria el pasado jueves 5 de septiembre, tras ser hurtados se volvieron a reponer con otros dos el día 7 de septiembre, también han desaparecido.  Son sus última piezas, con un valor sentimental incalculable para la ciudad de Puertollano, por lo que desde la Agrupación Folklórica Virgen de Gracia han solicitado que se devuelvan estos jarrillos porque, ahora sí, ya no habrá más. Con el fallecimiento de este hojalatero, el último de la ciudad, se pierde la tradición de estos jarrillos del agua agria, esos que potencian sus sabor y el gas de este agua tan característica y amada en la ciudad de Puertollano.