Lanza Digital

El Plan Rector del Parque Natural Valle de Alcudia podría tener luz verde en unos meses

El Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Natural Valle de Alcudia y Sierra Madrona podría ser una realidad a principios de 2019, tal y como han confirmado los representantes de la Fundación Savia, Francisco Casero y Antonio Aguilar, en un reunión que han mantenido en la delegación provincial de Ciudad Real de la Consejería de Agricultura con la delegada provincial, Prado Amores y miembros de la Junta rectora del parque encabezados por su director, Juan Ruíz Castañeda.

Un encuentro en el que se han presentado la memoria con los resultados de la fase de participación ciudadana para la elaboración de este Plan Rector que se darán a conocer a todos los miembros de la Junta rectora del parque de manera oficial el próximo 29 de junio en una reunión en Brazatortas.

Han sido más de dos meses en los que desde la Fundación Savia se ha sondeado las opiniones de los diferentes sectores sociales que viven y trabajan en el territorio “desde diferentes ángulos” y se han recogido “sus inquietudes”, tal y cómo ha explicado Antonio Aguilar.

Unas inquietudes que principalmente se basan en la “preocupación” de cómo se va a hacer compatible los “usos tradicionales” con los nuevos “más recreativos”, de un territorio que compone el parque natural más nuevo de la provincia, ya que fue declarado como tal en 2011 y engloba a 8 poblaciones de la zona sur de Ciudad Real.

Aguilar ha enumerado alguna de las propuestas que más se han repetido en las diferentes entrevistas, tanto individuales como colectivas. Entre estas destacan aquellas que tienen que ver con el turismo, “una actividad incipiente” y sobre los que los agentes sociales de la zona han expresado su “preocupación” sobre cómo regularlo y poner las herramientas para que este sea fuente de riqueza pero que “sea respetuoso, por una parte, con el entorno, y por otra que no sea estacional y si es de buen nivel adquisitivo, mejor”.

También se han expresado opiniones en relación sobre uso del espacio público, la ganadería –una de las actividades principales de la zona–, la señalización de caminos, la flora y la fauna o la creación de infraestructura de atención al visitante o programas de aprendizaje y sensibilización ambiental para los vecinos del parque, o que se promocionen y se protejan los productos locales.

Aguilar ha explicado que con esta memoria se ha finalizado el paso previo a la elaboración definitiva del Plan Rector que dotará de un marco de regulación de las actividades que se desarrollen dentro del Parque Natural.

Por su parte, el director del Parque ha expresado la importancia de promocionar y conservar este espacio, que goza de una situación “excepcional” tanto en flora como en fauna, y en el que se ha establecido once rutas, “que están teniendo una buena acogida”, aunque ha apuntado como reto la “valoración del impacto” que está teniendo el turismo con herramientas como esta. Un reto, que en palabras de Ruíz, también se ha recogido entre las propuestas que componen la memoria que se ha presentado esta mañana.

Finalmente, el director de la Fundación Savia ha apuntado la importancia de la dehesa que contiene este parque y su conservación, ya que “es muy particular” y uno de los principales atractivos de este espacio natural.