La antigua Sevillana, en propiedad de Repsol Generación Eléctrica

Graci Galán Puertollano
La torre de la Sevillana fue demolida en 2015

La torre de la Sevillana fue demolida en 2015

Repsol Generación Eléctrica es la propietaria de las instalaciones industriales de la antigua Sevillana, de hecho solicitó una licencia de obras para la demolición de parte de esta instalación aunque, por el momento, no confirma un proyecto inmediato para la misma

Repsol Generación Eléctrica es la actual propietaria de la antigua Sevillana en Puertollano, un atisbo de esperanza para que esta instalación industrial vuelva recobrar vida en un futuro ahora que la compañía de Repsol está inmersa, de lleno, en el mercado de las eléctricas.

De hecho, la solicitud de licencia de obras para la demolición parcial de estas instalaciones se solicita desde Repsol Generación Eléctrica junto con Eon Generación -la última propietaria de esta central térmica y que procedió a su cierre-. Desde el año 2015 que se había procedido a la demolición de la torre de Sevillana no se había realizado ningún otro trámite para desmantelar esta instalación. Ahora se procede a demoler otra parte de la misma, la zona de carboneras, lo que supone un paso más en este proyecto, aunque esto no implica que se vaya a proceder a acometer una demolición total de la central, ya que de momento, no está previsto que se realicen más demoliciones parciales de esta instalación industrial.

Repsol Generación Elétrica será la encargada del mantenimiento de esta instalación industrial, si bien ya el pasado año anunció la adquisición de todos los activos de Viesgo. Así, Repsol Generación Eléctrica asumía la gestión de los activos de Viesgo reforzando su posición como operador multienergía, con una capacidad total instalada de 2.950 MW (2.350 MW procedentes de esta operación, más 600 MW de sus actuales plantas de cogeneración).

Además, la compañía aumentaba significativamente su presencia en el sector minorista de electricidad y gas en España, con una cuota de mercado superior al 2%. De esta forma, Repsol daba un paso fundamental en el cumplimiento de su hoja de ruta para la transición energética, que incluye como objetivo alcanzar en el año 2025 una cuota de mercado minorista de electricidad y gas superior al 5% y 2,5 millones de clientes.

La compañía avanzó también en sus objetivos de comercialización de electricidad y gas, donde cuenta ya con más de 965.000 clientes que se benefician de una oferta atractiva y única en el mercado, con soluciones digitales de vanguardia y ventajas exclusivas. Además, la electricidad comercializada por la compañía está certificada como 100% de bajas emisiones.