La apertura de las piscinas de Puertollano supeditada a la evolución de la pandemia

Graci Galán Puertollano
Piscinas María Luis Cabañero de Puertollano / Lanza

Piscinas María Luis Cabañero de Puertollano / Lanza

La prudencia será la máxima en las decisiones que tengan que tomar en el Ayuntamiento de Puertollano en esta desescalada y en la apertura de las piscinas municipales habrá que esperar a ver la evolución de la pandemia, sin premuras

La apertura de las piscinas municipales en Puertollano todavía permanece en el aire. La alcaldesa de Puertollano, Isabel Rodríguez, ha manifestado que el Patronato Municipal de Deportes ya ha puesto en marcha su propio plan de desescalada pero «la prudencia también impera».

Rodríguez considera que este plan de desescalada habrá que estudiarlo y analizarlo en profundidad y «tomarmos un tiempo de reposo, no es una urgencia la apertura de las piscinas, no es una necesidad vital y en estos casos la prudencia impera, no pasa nada porque tardemos en ver la evolución de la enfermedad para decidir sobre esta apertura», puntualizaba.

Con estas palabras la primer edil puertollanense aseguraba que se adoptará la decisión más conveniente, pero sin olvidar pronto lo vivido en estos últimos meses. Por este motivo, la prudencia será la máxima del Ayuntamiento de Puertollano en su toma de decisiones para ir volviendo a la normalidad. «Habrá que esperar hasta tener más clara la evolución de esta pandemia», justificó.