Las peluquerías y salones de belleza mantienen su reivindicación en Puertollano para rebajar el IVA al 10 % y se concentrarán el 14 de junio

Lanza Puertollano
Las peluquerías siguen con su protesta para conseguir reducir su IVA / G.G.

Las peluquerías siguen con su protesta para conseguir reducir su IVA / G.G.

El sector de las peluquerías y estéticas volverán a concentrarse este lunes ante las puertas del Ayuntamiento de Puertollano exigiendo la reducción del IVA al 10% como servicio esencial

El sector de las peluquerías y salones de belleza mantiene su reivindicación y sus protestas periódicas para que el gobierno les rebaje el IVA al 10 %, como al resto de sectores esenciales. Es por ello, por lo que volverán el lunes 14 de junio a las 9,15 horas a manifestarse frente al Ayuntamiento de Puertollano.

Se trata de una nueva concentración convocada por la Federación de Empresarios de la Comarca de Puertollano , a una semana vista de la llegada del verano, estación en la que años atrás, hasta que se instaló la pandemia en nuestra sociedad, era temporada alta para estos profesionales, y que sin embargo ahora, por la caída de eventos sociales, los ingresos se han reducido en más de un 50 % .

Será previsiblemente la última concentración de protesta que se convoque antes del verano, sin embargo, las fuerzas se mantienen intactas para seguir reclamando firmemente lo que las personas profesionales de las peluquerías y salones de belleza consideran de justicia.

La situación actual está llevando a muchos negocios al límite de su resistencia, e inevitablemente se seguirán produciendo cierres y despidos si no se pone remedio. Una de las soluciones sería la bajada del IVA a su servicio, una reivindicación que arrastran desde la subida aprobada en 2012.

Los establecimientos asociados a FEPU consideran una incoherencia que fueran declaradas como actividad esencial durante el confinamiento y la pandemia, y sin embargo siguen soportando un IVA del 21 % .

Si el cuidado de la imagen no se ha tomado como un artículo de lujo desde el comienzo de la crisis del coronavirus, tampoco debiera estar en el tipo más alto que existe en España para gravar el valor añadido del servicio.