Los restos geológicos del carbonífero de Puertollano, en imágenes recreadas, formarán parte de una exposición

Graci Galán Puertollano
Una de las recreaciones del carbonífero que formarán parte de esta exposición / Lanza

Una de las recreaciones del carbonífero que formarán parte de esta exposición / Lanza

Poner en valor los restos geológicos del carbonífero con que cuenta la ciudad de Puertollano, es el objetivo de una exposición que el consistorio prepara con recreaciones de esa época

El Ayuntamiento de Puertollano está preparando las imágenes de una quincena de paneles que ilustrarán cómo era la ciudad en la época del carbonífero. Con estos paneles se realizará una exposición que podrá ir a los centros escolares para que los alumnos conozcan esta época en este término municipal en un momento en el que se ha puesto de manifiesto que existe una corta abierta en la que aparecen restos geológicos de la época del carbonífero final, según explicaba Raúl Mensalvas, director de Museos en Puertollano. Una zona que ya ha sido solicitada su protección a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y al propio Ministerio.

Menasalvas explicaba que en esta corta minera se puede apreciar la fauna, la flora y la deposición mareal del momento que lleva a afirmar que había mar abierto en la zona donde actualmente se ubica Puertollano, cómo se forman los ripples (playas fosilizadas) que también se pueden ver en Puertollano y la traza de los bivalvos, si bien “era una especie de río que desembocaba en el mar de Tetis, un delta amplio, ahí estamos nosotros ahora”, justificaba.

A través de la realización de estos paneles de gran realidad se trata de poner en valor lo que tenemos y que los docentes conozcan también lo que tienen y lo expliquen a sus alumnos a través de representaciones gráficas, “que vean una recreación de un paleoambiente, como ventanitas al carbonífero, cómo era Puertollano hace 150 millones de años”, apunta Menasalvas, quien además concretaba que se están elaborando imágenes que muestran cómo eran los bosques, lacustres y mareal, entre otras.

Además, para que se pueda apreciar el tamaño de los animales en la época del carbonífero se concretará la escala a la que estos dibujos están hechos, una época en la que la gran eclosión de insectos hizo que fueran enormes.

Un proyecto en el que están participando el ilustrador gráfico Andrés Sánchez de León, en la parte de pintura Orencio Murillo y en la base científica Rodrigo Soler Gijón, paleontólogo que trabaja en la actualidad en el Museo de Berlín, y el geólogo Antonio Diez Ruiz.