Los ‘spotters’ van tomando posición en el aeropuerto de Ciudad Real

Graci Galán Puertollano
Carlos Romero esperando en el aeropuerto de Ciudad Real para fotografiar aviones / C.R.

Carlos Romero esperando en el aeropuerto de Ciudad Real para fotografiar aviones / C.R.

Carlos Romero y Pedro Moreno son dos spotters, el primero disfruta de su afición en el Aeropuerto de Ciudad Real y Moreno lo hace desde el 2004 en Madrid, ambos son de Puertollano. Estos "cazadores de aviones" pasan horas esperando una buena instantánea de un avión en pleno aterrizaje o despegue y comienzan a poner en marcha una asociación provincial de spotters para poder ir avanzando en sus posiciones

Son conocidos como ‘spotters’ y su pasión es fotografiar y grabar el aterrizaje y despegue de los aviones. Es un movimiento que está activo en los aeropuertos de España y que en el de Ciudad Real también ha comenzado a ponerse en marcha.

Carlos Romero es un puertollanense de 29 años de edad que lleva ya alrededor de un año acercándose al aeropuerto de Ciudad Real para conocer los lugares desde los que tener mejor perspectiva para poder fotografiar los aviones que en estos últimos meses están llegando a este aeropuerto. «Tenemos varios puntos desde los que podemos fotografiar, uno de ellos es la rotonda de Villar del Pozo para aterrizar, la cabecera 10 es la parte más cercana que da a la vía del tren pero todavía no tenemos sitio para apostarnos, se ve un poco mal», explicaba este cazador de aviones que intenta tener las mejores tomas fotográficas de estas aeronaves.

No obstante, explica que también depende de la meteorología del aeropuerto, estudian la velocidad de viento para ver cómo pueden aterrizar y por qué pista lo harían, saben qué pista es la mejor para poder tomar estas instantáneas, «de momento no nos han puesto impedimento para hacer fotos a los aviones», indica, aunque reconoce que ya han sido vistos por la Guardia Civil y les preguntaron qué hacían por allí.

Uno de los aviones que ha cazado con su cámara / C.R.

Uno de los aviones que ha cazado con su cámara / C.R.

En estos momentos, en Ciudad Real están poniendo en marcha una asociación de ‘spotters’ para poder seguir así el paso de otras ciudades, alrededor de una veintena de personas están interesadas. Principalmente son spotters de Puertollano y Ciudad Real las que se acercan hasta este aeropuerto para dar rienda suelta a este hobby que cada vez gana más adeptos. «Siempre me han gustado los aviones, desde pequeño me descargaba juegos de ordenador, cuando he ido a Málaga siempre me pasaba por el aeropuerto a verlos, en el aeropuerto de Murcia también he ido y alguna vez he subido a Madrid, a Barajas, para ver los vuelos transoceánicos, el avión que más me ha gustado es el Ilyushin, un avión muy antiguo de Cubana aviación que realiza el trayecto Madrid-La Habana», en Ciudad Real ya ha fotografiado al Virgin Boeing 747.

A través de los radares de aviones pueden controlar las rutas que están realizando las aeronaves y cuando llega un nuevo avión hasta el aeropuerto de Ciudad Real, si bien esperan poder conseguir una jornada de puertas abiertas de este aeropuerto y, a través de esta asociación poder acceder a un grupo de Telegram en el que hay personal del Ejército del Aire y donde se comunica también la llegada de aviones que son interesantes de fotografiar por estos spotters.

frem

frem

Otro ‘spotter’ veterano de Puertollano en Madrid

Pedro Manuel Moreno es ya un ‘spotter’ veterano, natural de Puertollano trabaja en Madrid y realiza su labor de ‘spotter’ en el aeropuerto de Barajas donde el gran tráfico aéreo le permite dar rienda suelta a su pasión.

Este veterano ‘spotter’, de 48 años de edad, de profesión ingeniero informático forma parte ya de asociaciones a nivel nacional como la Asociación Aire (Aviación Internacional Recreativa Española), Asociación Amigos del Museo del Aire (AAMA) donde lleva una parte de las redes sociales de la parte Fotografía Aeronáutica (FOTOgrAAMA) y de la Fundación Infante de Orleans (FIO).

Pedro Moreno recomienda a los nuevos aficionados que el kit del avistador es una cámara reflex con teleobjetivos o cámara digital, escaner de radio, smartphone con aplicación de rastreo de aeronaves, una gorra, agua, crema solar y una escalera o taburete para salvar obstáculos -principalmente las vallas de los aeropuertos- pero siempre cumpliendo con las normas de seguridad de los aeropuertos.

Pedro Moreno disfruta de esta afición desde el año 2004 y reconoce que hay jornadas en las que pasan hasta cinco o seis horas esperando y fotografiando las aeronaves. No obstante este fin de semana estará por Ciudad Real disfrutando de su pasión en este aeropuerto que no es la primera vez que visita.

 

Una de las instantáneas que tomó Pedro Moreno en la anterior etapa del aeropuerto de Ciudad Real / Lanza

Una de las instantáneas que tomó Pedro Moreno en la anterior etapa del aeropuerto de Ciudad Real / Lanza