Los trabajadores de Repsol muestran su solidaridad con la Hermandad de Donantes de Sangre de Puertollano

Lanza Puertollano
Un momento de la donación de sangre realizada por los trabajadores de Repsol / Lanza

Un momento de la donación de sangre realizada por los trabajadores de Repsol / Lanza

El Complejo Industrial de Repsol en Puertollano ha acogido un año más una jornada de donación de sangre en la que han participado más de medio centenar de trabajadores. Una iniciativa solidaria que, bajo el lema ‘Dona sangre, dona vida’, organiza la Hermandad de Donantes de Sangre de la ciudad

Más de medio centenar de trabajadores del Complejo Industrial de Repsol en Puertollano han mostrado un año más su solidaridad con la Hermandad de Donantes de Sangre de la ciudad participando en una campaña de donación de sangre que, bajo el lema ‘Dona sangre, dona vida’, organiza dicha entidad.

La campaña forma parte del programa anual de jornadas de donación que realiza la Hermandad en centros educativos, instituciones públicas y empresas. Repsol colabora dos veces al año, poniendo a disposición de la Hermandad la clínica del Complejo Industrial así como su personal sanitario.

Esta iniciativa tiene como objetivo, según el presidente de la Hermandad de Donantes de Sangre de Puertollano, Ramón Moya, “mantener las donaciones que el Centro Regional de Transfusión de Castilla-La Mancha nos marca y gracias a la solidaridad de los trabajadores de Repsol, así como de otras instituciones y centros educativos lo conseguimos”.

Para la Hermandad y los trabajadores de Repsol, ha dicho Moya, es una cita obligada en su calendario y una acción altruista de vital importancia, ya que son conscientes de que un pequeño gesto como es el de donar sangre, puede salvar muchas vidas.

Antonio Méndez, jefe de los Servicios Médicos del Complejo Industrial de Repsol en Puertollano ha explicado que “es muy importante concienciar a la gente, pues sin las donaciones de sangre la vida de los pacientes en algunas situaciones es crítica”, sobre todo aquellos que tienen que enfrentarse a intervenciones quirúrgicas o su tipo de sangre es menos habitual.

La jornada se ha desarrollado con normalidad en varias salas que se han habilitado para realizar las donaciones, así como un espacio anexo para que los trabajadores recibiesen un refrigero tras la extracción de sangre.

La campaña ha contado con la asistencia de personal sanitario que habitualmente colabora con la Hermandad, con el Jefe de Servicios de Urgencias del Hospital de Puertollano, Manuel Castarnado y con el equipo médico del Complejo Industrial de Repsol.