Mayte Fernández considera “abusiva” la petición que Dulcinea ha hecho al Ayuntamiento

Graci Galán Puertollano
Unanimidad en la personación en el contencioso administrativo de Dulcinea / G.G.

Unanimidad en la personación en el contencioso administrativo de Dulcinea / G.G.

Todos los grupos políticos municipales votaron a favor de la personación en el Ayuntamiento en el contencioso-administrativo de Dulcinea al considerar que es una petición "abusiva"

El contencioso administrativo iniciado por la guardería Dulcinea con el Ayuntamiento de Puertollano reivindicando al consistorio el pago de 600.000 euros tras rescindir de manera unilateral el contrato de esta adjudicación fue uno de los primeros temas de debate en el pleno celebrado este jueves.

La alcaldesa aconsejaba a todos los grupos políticos no entrar en el fondo de la cuestión atendiendo al interés general que esta cuestión tiene para la ciudadanía de Puertollano.

Por todos los grupos políticos municipales fue criticado duramente que el Ayuntamiento no diera respuesta al escrito presentado por esta empresa al comunicar su decisión de rescindir un contrato que estaba firmado desde el año 2007 y que contaba con un tiempo de 50 años en total. Y que haya sido el silencio administrativo lo que haya hecho que ahora se encuentren en esta situación.

En este sentido, la alcaldesa de Puertollano, Mayte Fernández, coincidía con los grupos políticos en que se tenía que haber dado una respuesta, “estoy de acuerdo que se debería haber contestado, no hay ninguna decisión política en la no contestación, desconocíamos el escrito de marzo, si por nosotros hubiese sido se contesta el día que llega”, subrayó la primer edil.

No obstante, los grupos de la oposición, entre ellos IU, indicaban que había “los amigos” de esta empresa habían sido tratados muy bien por el Ayuntamiento de Puertollano y ahora pagaban con una petición “abusiva”, tal y como fue calificada por la alcaldesa de Puertollano. Una cesión de suelo público para esta guardería que fue aprobada en el año 2007 con los votos a favor de 23 concejales -en contra de IU- y justificó Fernández que “no solemos coincidir en amigos PP y PSOE”.

Así, todos los grupos políticos votaron por unanimidad personarse en este contencioso-administrativo, “tenemos que comparecer de manera obligatoria, sí o sí”, manifestaba Alejandro Becerra, portavoz de IU, quien también argumentaba que cuando se utiliza un silencio administrativo “el Ayuntamiento lo tiene complicado”. Asimismo echaban en falta que la propia empresa no hubiera dado un inventario del dinero que ha podido ganar o perder en este tiempo.