El POM llega a su aprobación tras 15 años de difícil trabajo

Graci Galán Puertollano
El nuevo POM cuenta con la aprobación del pleno / G.G.

El nuevo POM cuenta con la aprobación del pleno / G.G.

Los grupos políticos municipales del PSOE, C´s, IU y el concejal no adscrito aprobaron el documento definitivo del Plan de Ordenación Municipal que regirá el planeamiento urbanístico y el futuro de la ciudad de Puertollano para los próximos años. El grupo municipal popular se abstuvo en esta votación

Para hablar del documento del POM hay que retrotraerse hasta el año 2003 cuando comienzan estos trabajos, siendo concejal de urbanismo Antonio Rodríguez. Desde entonces hasta el año 2018 muchos han sido los avatares que han tenido que saltar para poder contar con la aprobación inicial – la segunda ya que en el año 2013 ya se produjo una primera aprobación inicial, en este caso era Rafael Sánchez quien dirigía el área de urbanismo del Ayuntamiento de Puertollano- que derive en una aprobación definitiva por parte de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

En este importante documento se establece un techo máximo de más de 9.315 viviendas, así como una población de 67.636 habitantes, es el futuro de la ciudad para que se construya sobre unos fuertes cimientos, además se pone sobre un documento escrito el modelo de ciudad que se quiere para Puertollano en estos próximos años y se establece las líneas generales para que los desarrollos parciales, las operaciones de mejora, de rehabilitación, de reurbanización sean coherentes con un resultado final que es el modelo territorial que propone, según explicaba el concejal de urbanismo, Miguel Peña.

Dentro de la sostenibilidad ambiental el POM desclasifica los suelos urbanizables no desarrollados, considera el suelo como un recurso no renovable y en los suelos rústicos se aplica una protección ambiental y de prevención de riesgos con protección estructural de la cuenca minera, la protección estructural en las áreas con riesgo de subsidiencia y la protección por riesgos en espacios de transición residencia-industria, además se fomenta la diversidad en el conjunto municipal, fomenta la adaptabilidad y flexibilidad del plan para afrontar cambios y se garantiza el libre acceso y utilización de las vías públicas y demás espacios de uso común a las personas con limitaciones de su movilidad o en su percepción sensorial del entorno urbano.

Cabe destacar el hecho de que propone limitación de riesgos tecnológicos mediante la creación de barreras verdes entre áreas residenciales e industriales, con especial énfasis en la parte oriental de la ciudad y la creación de nuevas vías para el tráfico de mercancías peligrosas. En este documento el crecimiento urbano se propone hacia el oeste, la única dirección posible dados los condicionantes planteados por actividad industrial y extractiva. En total este POM prevé 1.065.000 m2 edificables contemplando una reserva de 832.000 m2 de zonas verdes en los sectores de crecimiento.

El POM propone algunos PERI´s (Planes Especiales de Reforma Interior) en zonas como el denominado barrio moderno, la estación, en San Esteban y en calle Malagón dentro del sector V.

Alegaciones

En el periodo de exposición pública este documento ha recibido un total de 15 alegaciones, algunas de ellas se han aprobado: una sobre Red Eléctrica Española relativa al trazado de líneas existentes en el municipio, otra sobre un propietario de vivienda que no estaba bien delimitada en el catálogo de bienes y espacios protegidos, otra de un propietario que estima el mantenimiento de suelo urbano frente a la propuesta de suelo urbano no consolidado que había en el POM y la alegación propuesta por FEPU y otros sectores empresariales relativa a los fondos edificables que se mantendrán en 20 metros, a excepción de algunas situaciones que sí se fijarán en 15 metros.

Debate

El debate en este punto fue largo y tendido, aunque finalmente contó con mayoría absoluta para su aprobación. El concejal no adscrito, Joaquín García-Cuevas, recordaba las idas y venidas de este documento, tras el gobierno de unos y de otros, “hoy es una herramienta viva y necesaria para el desarrollo ordenado del municipio, un Puertollano de futuro, para proyectar” si bien considera que se desaprovecha el potencial de la empresa que ha realizado este POM con una idea de ciudad a medio plazo y no con grandes proyectos de futuro.

Por su parte, el grupo municipal de Ciudadanos hablaba del documento más importante de la legislatura que no debía dilatarse más en el tiempo. Desde IU, Alejandro Becerra hablaba largo y tendido sobre este documento haciendo referencia también a otras corporaciones municipales que han trabajado para conseguirlo, “el documento más importante del municipio que cuenta con la columbra vertebral del anterior -el que fue aprobado inicialmente en el año 2013 y que contó posteriormente con cambios normativos que hubo que adaptar-.

Becerra subrayaba que el POM que ha sido referencia estos últimos años cuenta con múltiples modificaciones, tantas casi como texto tiene, decía el concejal de IU, lo que hacía que fuera un documento totalmente obsoleto y de ahí la necesidad de contar con este nuevo POM que marque el futuro de Puertollano, “El anterior POM no admitía más parches”, un documento que espera que las próximas corporaciones sean capaces de llevarlo a cabo.

El PP consideraba que el documento estaba técnicamente bien, era ordenado, conservador, pero que tenía escasez de ideas claras, innovadoras y poco atractivo, con actuaciones más arriesgadas.

Para la alcaldesa de Puertollano, Mayte Fernández, este documento “pone las bases estratégicas del futuro de la ciudad y plantea la ciudad que quieren los ciudadanos porque parte de la opinión pública”.