Recuerdo y homenaje en el catorce aniversario del 14-A

Lanza Puertollano
CCOO ha rendido un año más su recuerdo a las víctimas del accidente de Repsol / Lanza

CCOO ha rendido un año más su recuerdo a las víctimas del accidente de Repsol / Lanza

En el 14º aniversario del trágico accidente laboral en Repsol Puertollano, en el que fallecieron nueve trabajadores de empresas auxiliares y subcontratas a causa de una explosión en la refinería que Repsol tiene en Puertollano el 14 de agosto de 2003, CCOO expresa su “recuerdo y reconocimiento” a las víctimas.

En el decimocuarto aniversario de esta trágica fecha, Comisiones Obreras de Ciudad Real, junto con representantes de la sección sindical de Repsol, como viene haciendo cada año, ha depositado, en un acto emotivo y sencillo, nueve rosas en la placa conmemorativa instalada en el Paseo de San Gregorio, junto a la Casa de Baños, en reconocimiento y recuerdo a los nueve fallecidos en aquel accidente.

 

El secretario general de CCOO en la provincia, José Manuel Muñoz, ha señalado que “el accidente supuso un terrible desgarro para toda la comarca, su recuerdo permanece y permanecerá imborrable en la memoria de CCOO y de todo Puertollano y será siempre un hito en las reivindicaciones del sindicato y de los trabajadores, para que nunca más se produzcan accidentes laborales tan desoladores”.

 

“Es hoy un día para recordar a los compañeros fallecidos aquel infausto 14 de agosto de 2003; y para recordar también a todos los trabajadores y trabajadoras víctimas de la siniestralidad laboral”, señala Muñoz.

 

Según los datos oficiales de los Servicios Periféricos de la Consejería de Empleo y Economía, correspondientes al primer semestre del año, en la provincia de Ciudad Real se han registrado un total de 2.158 accidentes laborales, de los cuales 2.126 fueron leves, treinta graves y dos mortales.

 

Dos mil de los accidentes se produjeron en el trabajo y 158 in itinere.

 

Por sectores, Servicios registró 1.119 accidentes (el 51.9% del total). Construcción, 380 (16.7%); Industria, 379 (16,7%); y el sector agrario, 300 (13.9%).

 

“Hay que advertir que, debido a la falta de cobertura de los autónomos de las contingencias profesionales, numerosos accidentes laborales, incluso los graves y mortales, no se reflejan en esta estadística. Hay una siniestralidad laboral que no emerge, que no computa, que permanece escondida; lo que dificulta gravemente realizar una labor preventiva eficaz en el colectivo de los trabajadores autónomos”, denuncia Muñoz.

 

“Además, muchos autónomos lo son contra su voluntad, forzados por un mercado de trabajo y una legislación laboral que les obliga a convertirse en autónomos -el Gobierno Rajoy alegremente los llama ‘emprendedores’- para negarles derechos laborales básicos, incluido de facto el derecho a la salud y la seguridad en el trabajo puesto que no cuentan con medios, ni formación, ni capacidad, ni recursos suficientes para poder trabajar con seguridad y eficiencia.

 

CCOO recuerda una vez más que la máxima responsabilidad de la seguridad y la salud de los trabajadores en sus centros de trabajo “corresponde a los empresarios”; a los que el sindicato “insta a no anteponer consideraciones económicas para relegar sus obligaciones en materia de prevención de riesgos, porque la vida es lo más valioso que posee cualquier ser humano”.

 

“La precariedad en la contratación generada en los últimos tiempos y la desesperación y las ansias de muchas personas en desempleo por incorporarse al mercado laboral las llevan a asumir la exposición a situaciones de especial peligrosidad, por falta de formación, de prevención, de medidas de seguridad. Hay que extremar las precauciones y no aceptar bajo ningún concepto realizar tareas o afrontar condiciones laborales que pongan en riesgo la salud e incluso la propia vida”.