Una ruta botánica acerca las especies vegetales a los escolares

Lanza Puertollano
Los escolares conocen de cerca las especies botánicas del Paseo / G.G.

Los escolares conocen de cerca las especies botánicas del Paseo / G.G.

Las actividades de la Semana Europea de la Movilidad siguen adelante, en este martes con la celebración de una ruta botánica por el Paseo San Gregorio en la que han participado niños del colegio Calderón de la Barca

Escolares del colegio Calderón de la Barca han identificado las hojas y la tipología de algunas del medio centenar de especies arbóreas existentes en el histórico Paseo de San Gregorio en una ruta guiada y interpretativa dentro de las actividades de la Semana de la Movilidad.

Una iniciativa para que los niños conozcan las distintas variedades vegetales, la riqueza natural de este gran parque urbano que guarda unos quinientos árboles, explicó Miguel Serrano, técnico municipal de medio ambiente.

Miguel Serrano explicaba a los escolares los entresijos de la naturaleza en el Paseo / G.G.

Miguel Serrano explicaba a los escolares los entresijos de la naturaleza en el Paseo / G.G.

Los alumnos de primaria a través de una ficha han descubierto las distintas claves que les ha permitido identificar cada uno de los árboles a través de la forma de sus hojas, disposición, tipología.

Muchos pasean a diario por este lugar y muy pocos conocen la riqueza natural que encierra que lo convierten en un auténtico jardín histórico con más de un centenar de años que creció alrededor de la Fuente Agria y de la Casa de Baños y que con los años se extendió hasta enlazar con la ermita de la Virgen de Gracia.

El viejo árbol del balneario

Durante la visita han hecho una especial parada en especies como el abedul, poco habitual en nuestra ciudad. Otra de las paradas ha sido junto al viejo olmo situado a escasos metros del antiguo balneario y que es uno de los ejemplares más antiguos del Paseo, aunque se desconoce su antigüedad exacta, y que durante generaciones ha dado esplendor y sombra a la zona sur.

El Paseo de San Gregorio es uno de los principales ejes de la vida de Puertollano y también un manto verde con un amplio catálogo desde almuz, encina, ciprés, naranjo, olivo, robles (muy habituales en Sierra Madrona) a Ginkgo biloba o el colorido y primaveral Arbol del Amor.