Quintanilla califica de “desgarradores” los datos de desempleo y culpa de la subida al Gobierno de Sánchez

Carlos Monteagudo Ciudad Real
Carmen Quintanilla, este martes, en rueda de prensa

Carmen Quintanilla, este martes, en rueda de prensa

La diputada del Partido Popular culpa a García-Page de que el desempleo haya aumentado en 1.477 personas en Castilla-La Mancha, con respecto al mes anterior.

La diputada nacional por el Partido Popular de la provincia de Ciudad Real, Carmen Quintanilla, ha calificado los datos de desempleo conocidos este martes de “desgarradores” y ha responsabilizado de ellos al Gobierno de Sánchez, quien tan solo lleva tres meses al frente del Ejecutivo.

En rueda de prensa, la diputada nacional ha lamentado que los datos ofrecidos hoy sean los “peores” para el mes de agosto desde el año 2008, al tiempo que ha asegurado que estas cifras “demuestran” que el Partido Popular es “el único” que siempre genera riqueza y empleo para el país. El número de parados registrados en España ha subido en el mes de agosto en 47.047 personas en relación con el mes anterior, frente a los 46.400 desempleados nuevos del 2017.

Así mismo, Quintanilla también ha arremetido contra el jefe del Ejecutivo castellanomanchego, Emiliano García-Page, quien según la ‘popular’ es el culpable, “junto a sus socios de Podemos”, de que el desempleo haya aumentado en 1.477 personas, con respecto al mes anterior.

La diputada del Partido Popular también ha mencionado los datos de desempleo en la provincia de Ciudad Real, donde se ha incrementado en 484 personas, alcanzando un total de 48.928 personas, de las que 31.422 son mujeres.

Referéndum para decidir un nuevo Estatuto de Cataluña

Sobre el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de convocar un referéndum para que los propios catalanes sean quienes voten su nuevo estatuto de autonomía, Quintanilla ha mostrado su sorpresa y decepción con el nuevo gobierno socialista por “anunciar un referéndum de autogobierno en Cataluña” y lo ha calificado de “traición a todos los españoles”.

“Se trata de un ataque frontal a la legitimidad de nuestra Constitución, un ataque frontal a la convivencia de todos los españoles y un ataque frontal a la concordia”, ha aseverado Quintanilla.