Rechazo a las 4 enmiendas de UPyD al Presupuesto Municipal de Manzanares

Noemí Velasco Manzanares
Jerónimo Romero-Nieva, portavoz de UPyD en Manzanares / Archivo

Jerónimo Romero-Nieva, portavoz de UPyD en Manzanares / Archivo

Poco impacto han tenido las cuatro enmiendas presentadas por el Grupo Municipal de UPyD al Presupuesto Municipal 2019 de Manzanares. Las cuatro propuestas presentadas por Jerónimo Romero-Nieva solo han tenido el respaldo de ACM y el resto de formaciones le han acusado de "oportunismo"

El Grupo Municipal de UPyD ha sido el único que ha presentado enmiendas al Presupuesto Municipal 2019 elaborado por el Equipo de Gobierno, aunque no afectaban de manera significativa a las cuentas. Las cuatro enmiendas han sumado 27.000 euros de reubicación de gastos, un 0,14 por ciento del conjunto del presupuesto. Todos los grupos municipales, salvo ACM, han acusado de “oportunismo” al concejal de la formación magenta, Jerónimo Romero-Nieva.

El Grupo Municipal de UPyD ha defendido este jueves el aumento de la subvención al centro sociosanitario de Basida para personas afectadas por el VIH en 3.200 euros, el incremento de la partida del programa de becas en empresas en 15.800 euros, la reducción de un 50% de las asignaciones a los grupos políticos para locales y el cambio de la denominación de técnico auxiliar de enfermería.

Las propuestas de Jerónimo Romero-Nieva han pasado por imponer una contribución de un euro a todas las personas que acudan a las comidas populares que organiza el Ayuntamiento a lo largo del año para costear el incremento de la subvención a Basida, la reducción de un 50 por ciento del salario para la plaza de jefe de gabinete que no ha sido cubierta en toda la legislatura y la asignación de las antiguas dependencias del servicio técnico a los grupos municipales.

El Grupo Municipal de UPyD solo ha contado con el apoyo de la portavoz de ACM, Antonia Real, que ha considerado oportunas sus aportaciones.

Críticas por parte de PSOE, PP e IU

La portavoz del Equipo de Gobierno ha tachado de “absurdo” el montante que implicaban las enmiendas de UPyD. Especialmente crítica ha sido con la propuesta para recaudar fondos para Basida, cuando el Ayuntamiento ha realizado una inversión de 4.000 euros en una nueva acometida en las instalaciones de su centro este año.

Beatriz Labián ha considerado que la gratuidad de las comidas populares van en consonancia con la “apertura” de las actividades a todas las capas de población y ha añadido que los grupos municipales no pueden ubicarse en el antiguo espacio del servicio técnico del Ayuntamiento porque allí han colocado al servicio de personal.

La portavoz del Partido Popular también ha hablado del carácter “discriminatorio” con el resto de las asociaciones sociosanitarias que supondría la asignación de la recaudación en comidas populares y ha considerado que la asignación de espacios en el Ayuntamiento para los grupos políticos no sería factible para las personas que tienen que desarrollar la labor política fuera de su horario de trabajo.

Muy satisfecha se ha mostrado Rebeca Sánchez-Maroto del apoyo al programa de becas en empresas, que puso en marcha el anterior Equipo de Gobierno del PP, aunque la asignación de más recursos, ha considerado que debería partir de un “estudio previo más profundo”.

Por su parte, el portavoz de IU ha opinado que el cambio de denominación a los auxiliares de enfermería no aportaba “nada relevante” al presupuesto y ha rechazado la eliminación de la plaza de jefe de gabinete, a pesar de que en lo que va de mandato nadie ha ocupado ese puesto.

Además, Miguel Ramírez ha considerado que las propuestas no tenían “calado político o económico suficiente” para ser estimadas, ya que suponían una reubicación de gastos de apenas 27.000 euros, dentro de un Presupuesto Municipal de 19.600.000 euros.