Reiteran que el nuevo reglamento para las residencias traerá la privatización

Medio centenar de personas se manifestaron en la Plaza Mayor de Ciudad Real. Participaron los trabajadores de ‘Virgen de las Cruces” de Daimiel

J. Y.
Ciudad Real

Antonio Ruiz, de CCOO, reiteró este miércoles su oposición al cambio de gestión de las quince residencias universitarias de la región.

“Nuestro objetivo es seguir protestando por la privatización de la red pública de residencias” porque, según el nuevo decreto, el servicio se verá afectado y “en una comunidad tan dispersa,  impedirán que los alumnos puedan tener acceso a ellas a precios razonables”
En el transcurso de una manifestación celebrada en la Plaza Mayor de la capital, en la que participaron medio centenar de personas que portaban carteles y lemas contra las políticas del Gobierno autonómico, Ruiz, presidente del comité de empresa, insistió, en declaraciones a los medios, en que “no hay ningún argumento racional ni ningún dato económico que avale el interés del ejecutivo de Cospedal por privatizar y cerrar residencias”.

“El consejero Marcial Marín dice que las tasas no van a a subir, y nosotros nos preguntamos que dónde está el negocio”.

La realidad de lo que ocurrirá con el nuevo reglamento se pone de manifiesto, a su juicio, con los dos centros privados (uno en Ciudad Real) que en la actualidad funcionan en la región y que “tienen sólo una ocupación de entre el 30 y el 40 por ciento porque cuestan unos 800 euros mensuales, frente a las públicas que valen 400”.

Entre lemas como “El hijo del obrero, a la universidad”, “Lo público no se vende, se defiende” o “El hijo del banquero, al campo a trabajar”, el sindicalista sostuvo que la decisión se ha tomado “de manera precipitada”, así como desmintió que el anterior ejecutivo las privatizara pues “todas son públicas, incluida la ‘José Castillejo’”.

Recordó que la memoria económica presentada hace pocos días para justificar sus planes “no sólo no presenta déficit, sino que los propios datos del Gobierno arrojan superávit”.

Por contra, Ruiz denunció que “ya están habiendo recortes” en algunas residencias, pues “se les quitan bocadillos o tienen que pagar el papel higiénico”. Agregó que con la nueva normativa, “se eliminaría el régimen de pensión completa actual y los fines de semana tendrían que pagar un suplemento”.

En Ciudad Real, donde hay 400 universitarios en estos centros, la medida  afectará a 50 trabajadores de cinco residencias públicas.

El portavoz de CCOO reiteró que las residencias “son económicamente viables” y privatizarlas “no tiene ningún sentido, salvo el desmantelamiento de los servicios públicos para satisfacer el afán de lucro de algunos empresarios”.

80 años de historia

En la concentración de Ciudad Real participaron algunos de los 17 trabajadores del centro ‘Virgen de las Cruces’, conocido como granja escuela, de Daimiel, que tiene una historia de 80 años.

Empleados como Ramón Jiménez de los Galanes, ayudante de cocina, mostraron su indignación porque la comunicación oficial fue este lunes, sólo 17 días antes del cierre previsto para el 31 de mayo. 

“La propia administración ha provocado el cierre porque han estado denegando el uso de las instalaciones a las diferentes  federaciones deportivas y asociaciones, con el fin de justificar una baja afluencia de usuarios”, explicó.

Manifestó que hasta 2011 “funcionó muy bien” pues desarrollaba diferentes actividades relacionadas con el deporte al aire libre, el campo, los animales y la cultura.

Desde que se conoció la noticia, los tres grupos políticos municipales (PP, PSOE e IU) mostraron en una moción su rechazo al cierre de estas instalaciones, que supondrá el despido de 17 personas (tres funcionarios y catorce laborales).