Invernada de las grullas en Cabañeros, el plan perfecto para huir del bullicio navideño

Belén Rodríguez Pueblonuevo (Retuerta del Bullaque)

Grullas a finales de noviembre en el embalse de la Torre de Abraham y video de un vuelo de hace unos días/ Horiagua / Lanza

El parque nacional acaba de censar más de 5.300 grullas en los pantanos de la Torre de Abraham (4.000) y Las Póvedas, dos de las mejores zonas para disfrutar de las escuadras de estas aves de aquí hasta marzo

Si están cansados del espumillón, las colas en las tiendas y el bullicio navideño, y quieren aprovechar estos días libres para  algo más que permanecer en casa al amor de la lumbre o la calefacción, la comarca de Cabañeros tiene una oferta gratuita que no puede rechazar: la invernada de las grullas.

El parque nacional, que acaba de censar 5.349 en los entornos de los pantanos de Torre de Abraham (4.000) y Las Póvedas (1.139), recomienda no perderse esta ‘berrea’ de invierno para cerrar un año pródigo en estas aves.

Grullas surcando los cielos en la comarca de Cabañeros / Lanza

Grullas surcando los cielos en la comarca de Cabañeros / Lanza

“Las grullas van a estar hasta mediados de marzo, esperamos que cada año sean un aliciente más para visitar Cabañeros en invierno”, explican desde el parque.

Mapa de horarios, centros de visitantes y puntos de información  en el Facebook del parque

Mapa de horarios, centros de visitantes y puntos de información en el Facebook del parque

Las grullas desde La Guarida

Lo ha sido en otoño, aunque todavía poco público se acerca a verlas como fin principal. En la casa rural La Guarida (Pueblonuevo del Bullaque), donde se localiza el centro de visitantes Casa Palillos es habitual observar bandadas alimentándose en la siembra de enfrente.

“Hay gente que viene a verlas exclusivamente, pero lo más habitual es tener personas alojadas que no las conoce y te preguntan sorprendidos que qué pájaro es ese cuando vuelan por encima de nuestra casa. Se impresionan”, señala Loli Aranda, propietaria de este alojamiento con capacidad para nueve personas que alquila completo, al menos en invierno.

Román Sánchez es el dueño de Horiagua, un alojamiento rural que dispone de cinco casas rurales en el entorno del pantano de la Torre de Abraham, que se alquilan completas pero con opciones (desde apartamentos para dos hasta cuatro o más personas), dependiendo de las necesidades del visitante.

Característica formación en vuelo de grullas / Lanza

Característica formación en vuelo de grullas / Lanza

Grullas con solo asomarse por la ventana

“Con asomarte por la ventana las ves”, dice Sánchez, que aconseja no perderse  el “grugru” o trompeteo de estas enormes y elegantes aves que pasan el invierno en la península Ibérica en estos días. “Aquí se ven unas bandadas espectaculares, para mí lo más bonito es el amanecer, cuando se ponen a dar vueltas agrupadas hasta que hacen la formación en uve y salen volando, en cuanto sale el sol”, recomienda Sánchez.

El atardecer es otro momento estelar en los márgenes del embalse en la Torre de Abraham, el más grande de la provincia de Ciudad Real.

El turismo rural, con alojamiento para pasar la Nochebuena o las fiestas de fin de año con familiares y amigos en una casa rural, funciona bien en la comarca. La Guarida tiene completa la casa para ambas fiestas, aunque en Horiagua sigue habiendo sitio, para quieran pernoctar.

Ir a Cabañeros y alojarse en una casa rural del entorno es una opción, pero no la única. La empresa concesionaria de las visitas guiadas en todoterreno al parque incluyen las grullas como elemento de atracción invernal, y por su puesto siempre se puede ir por libre, prismáticos en mano, a apostarse cerca de los dormideros.

Público observando grullas en las Tablas, otro de los parajes recomendados para verlas este invierno / Destinos Manchegos

Público observando grullas en las Tablas, otro de los parajes recomendados para verlas este invierno / Destinos Manchegos

Pautas y lugares para avistar grullas

Estas son las pautas básicas y recomendaciones para avistar grullas en Cabañeros:

Dormideros: en las últimas horas del día, principalmente el embalse de la Torre de Abraham, desde el mirador o en la entrada a la presa en la carretera CM-403, o también en el área recreativa y centro de visitantes, ya que lo sobrevuelan a escasa altura. Otro dormidero está en las proximidades de Alcoba por lo que se las ve llegar desde las rañas de alrededor.

Campos, cultivos y rañas donde se alimentan en las horas centrales del día: los alrededores de Pueblonuevo, Santa Quiteria, Alcoba, El Robledo y Las Islas, y a ambos lados de las carreteras que unen estas localidades. Destaca el camino de la Lápida, que puede realizarse a pie, entre Alcoba y Santa Quiteria.

En vuelo las veremos en sus travesías diarias de los dormideros a los campos y viceversa, por ejemplo en Casa Palillos. Son muy “puntuales”, pasando cada día prácticamente a la misma hora por los mismos sitios.

Para más información, desde ayer sábado y hasta el 7 de enero los centros de visitantes estarán abiertos con su horario de invierno, con las excepciones del 24 y 31 de diciembre que se cerrarán a las dos de la tarde, y los días 25 de diciembre y 1 de enero todos los centros permanecerán cerrados.

El parque nacional de las Tablas de Daimiel es también otro excelente enclave para salir al campo y ver grullas en estos días de vacaciones navideñas.