Autorizan la repatriación del joven irlandés que se ahogó el sábado en Ruidera

Belén Rodríguez Ciudad Real
Imágenes del rescate del ahogado el domingo en la laguna Salvadora / Clara Manzano

Imágenes del rescate del ahogado el domingo en la laguna Salvadora / Clara Manzano

La delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha ha confirmado que se han iniciado los trámites con la participación de la embajada de Irlanda en España

El juzgado de instrucción de Villarrobledo (Albacete) que se encarga del caso del irlandés que se ahogó el sábado en las Lagunas de Ruidera ha autorizado este martes la repatriación del cadáver, un proceso que según la delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha ya ha empezado.

El juzgado también ha hecho público el informe preeliminar de la autopsia: ahogamiento, tal y como confirmó el lunes la Guardia Civil de la comandancia de Albacete a Lanzadigital.com. En principio se ha descartado que el joven, de 19 años, muriera por algún accidente cardiaco y no se han encontrado signos de violencia en el cuerpo.

Intercambio español-inglés

El fallecido formaba parte de un intercambio dentro del programa de inmersión lingüística Interway del Ministerio de Cultura, dentro de un grupo de unos veinte jóvenes que llevaban una semana alojados en Villanueva de los Infantes, como parte del programa español-inglés.

El chico pasó la semana pasada en la localidad en el complejo El Retiro del Quijote y desde allí se había organizado una excursión de un día, el sábado 14, al parque natural de las Lagunas de Ruidera, uno de los destinos de baño más frecuentados de Castilla-La Mancha.

El último baño del día

El joven decidió darse el último baño pasadas las nueve de la noche con otros jóvenes. Al parecer hicieron una carrera en la laguna Salvadora pero nadie lo echó en falta hasta salir del agua y marcharse para coger el autobús que según fuentes del Ayuntamiento de Infantes los llevaba a un nuevo destino. Al comprobar que sólo faltaba él, sus amigos dieron la voz de alarma y se inició la búsqueda pasadas las diez y media de la noche del sábado, que continuó el domingo con un importante despliegue de bomberos, Protección Civil y equipos especiales de la Guardia Civil.

Fueron los buzos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil (GEAS), desplazados desde Cartagena (Murcia) quienes sacaron del fondo de la laguna el cuerpo el domingo sobre las tres y media de la tarde.

Al resto de jóvenes de la expedición se les ha ofrecido ayuda psicológica y también la posibilidad de continuar con el intercambio o abandonarlo.