La provincia de Ciudad Real tendrá su primera ‘gasinera’ en Santa Cruz de Mudela a finales de septiembre

Julia Yébenes Ciudad Real
El objetivo es reducir las emisiones de CO2 de los coches / Clara Manzano

El objetivo es reducir las emisiones de CO2 de los coches / Clara Manzano

La capital ciudarrealeña podría contar con otra ‘gasinera’ antes de cerrar este 2018, en este caso construida por Naturgy Energy Group para suministrar gas natural comprimido a la flota municipal de autobuses

La primera estación de almacenaje de Gas Natural Comprimido (GNC) y Gas Natural Licuado (GNL), popularmente conocida como ‘gasinera’, de la provincia de Ciudad Real estará operativa a finales de este mes en el polígono industrial de la localidad de Santa Cruz de Mudela, al pie de la N-IV.

Se trata de un proyecto de Endesa, que será operado por la empresa local Transportes Marín, el grupo de productos lácteos Calidad Pascual e Iveco, y tendrá capacidad de suministro para la flota de camiones y vehículos de estas firmas, con un consumo mínimo, aunque también dará servicio a vehículos ajenos a los gestores, que funcionen con gas.

Carlos Marín, el gerente de Transportes Marín,  ha explicado que la ‘gasinera’ ha sido instalada en unos terrenos cedidos a la compañía energética, dentro de la estrategia empresarial, que permitirá reducir en un 90% la emisión de partículas y en casi un 20% la de CO2.

“Es el futuro”, ha asegurado el también presidente de la Federación de Empresarios de Ciudad Real (Fecir) y de la Asociación de Transportes de Mercancías, que ha reseñado que el combustible, mucho más ecológico y económico, “entra dentro de los objetivos de mi cliente (Calidad Pascual) en la salud laboral, reducción de emisiones y bienestar animal”.

Según ha explicado, la ‘gasinera’ de Santa Cruz de Mudela, que será inaugurada oficialmente dentro de un mes y contará con una entrada directa desde el Área de Descanso de la autovía N-IV, ha contado con el “apoyo y empeño” tanto de la alcaldesa Gema García como de la consejera de Empresas, Empleo y Economía, Patricia Franco.

“Va a dar juego al transporte a Andalucía y Extremadura”, ha sostenido Marín, que ha apostado por este tipo de instalaciones, frente “a las prohibiciones” en la guerra al diésel.

Los coches se tendrán que adaptar a la transición verde / Clara Manzano

Los coches se tendrán que adaptar a la transición verde / Clara Manzano

“Es un ejemplo de incentivo y no de prohibición o subidas de precios”, muy perjudiciales para el sector del transporte en la provincia, “con el 86% de autónomos”.

En este sentido, el empresario ciudarrealeño ha aplaudido las políticas del Gobierno de Castilla-La Mancha, que ha puesto  a disposición de empresas, autónomos y particulares un total de 500.000 euros en ayudas para la adquisición de turismos, furgonetas, autobuses y camiones eléctricos, híbridos, de pila de hidrógeno, gas natural y gas licuado, así como la transformación de los vehículos de gasóil a gas.

A su juicio “no se puede obligar, ni prohibir, sino hacer una transición tranquila”, para que tanto profesionales como particulares “se puedan adaptar” al cambio de tecnología y a las exigencias normativas a nivel nacional y europeo.

La nueva gasinera también será electrolinera, es decir, contará una estación de carga para los vehículos  eléctricos, y se sumará al parque regional conformado en la actualidad con instalaciones en Motilla del Palancar (Cuenca) y en Seseña (Toledo).

En la capital

Por su parte, la capital ciudarrealeña podría contar con otra ‘gasinera’ antes de cerrar este 2018, en este caso construida por Naturgy Energy Group para suministrar gas natural comprimido a la flota municipal de autobuses.

El proyecto fue aprobado el pasado mes de mayo por la Junta de Gobierno Local de Ciudad Real, y según ha confirmado el concejal de Movilidad y actual portavoz del Equipo Municipal, David Serrano, la compañía se encuentra tramitando la licencia de construcción.

Serrano ha recordado que el acuerdo alcanzado con la empresa de servicio de transporte urbano –Iberconsa- contempla la compra de tres autobuses a gas por parte de la concesionaria, dentro de la apuesta por la renovación del parque municipal, que se iría completando con la adquisición de vehículos por parte del Ayuntamiento dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI).

La ‘gasinera’ será instalada en la calle La Solana en el Polígono Larache y según el edil ofrecerá una oferta “que no existe” a particulares y empresas.

La instalación de almacenaje energético también será “muy importante” para el transporte de la ruta que enlaza con vehículos hacia Extremadura, así como se enmarca en “la apuesta del Ayuntamiento por la reducción de emisiones y por los autobuses urbanos con energía más ecológica, y más y eficientes”.

Serrano ha dicho esperar que la estación esté operativa a finales de año o “muy al principio” de 2019.