Secretariado Gitano forma a once jóvenes del barrio de La Granja como monitores de actividades juveniles

Aurora Galisteo Ciudad Real
Foto de familia de los alumnos que han realizado el curso, junto a los monitores, los coordinadores de la FSG y los ediles de Acción Social y Cultura /Lanza

Foto de familia de los alumnos que han realizado el curso, junto a los monitores, los coordinadores de la FSG y los ediles de Acción Social y Cultura /Lanza

El objetivo de esta actividad, además de formar a los jóvenes como monitores de actividades juveniles, es tender puentes entre la comunidad gitana y no gitana del barrio

El centro social del Barrio de La Granja ha acogido este lunes la clausura del curso de monitores de actividades juveniles que la Fundación Secretariado Gitano y el Ayuntamiento de Ciudad Real han organizado, a lo largo de todo el mes de junio, y en el que se ha formado a un total de once jóvenes del barrio.

El curso se enmarca dentro del programa ‘Construyendo puentes’, que tiene el objetivo de demostrar que es posible la existencia de una interculturalidad y una convivencia entre ciudadanos gitanos y no gitanos, ha señalado la coordinadora provincial de la Fundación Secretariado Gitano, María Santiago.

Integración

El mayor ejemplo de esta integración es este grupo de once personas, el cual está compuesto por chicos y chicas gitanos y otros no gitanos.

Al acto de clausura y entrega de diplomas también ha acudido la concejala de Acción Social, Matilde Hinojosa, quien ha señalado que este proyecto forma parte de la convocatoria para desarrollar el Plan de Inclusión Social de la Junta de Comunidades, y está financiado por el Fondo Social Europeo.

Acciones de desarrollo comunitario

La concejala, que estuvo acompañada también por el edil de Cultura, Ignacio Sánchez, ha indicado que este programa forma parte de “algo más amplio”, puesto que con este plan se realizarán acciones de desarrollo comunitario en distintos barrios, acciones que las llevarán, en parte, estos once jóvenes que han realizado el curso.

“Ahora empieza esa fase práctica, de un mes, que va a consistir en dinamizar no sólo este barrio sino en trabajar, e integrarse, en otras actividades de la ciudad”, ha destacado Hinojosa quien ha recordado que desde el área de Acción Social, y en colaboración estrecha con la Fundación Secretariado gitano, “se trabaja sin parar, con paso firme, consolidando proyectos como este que es nuevo en La Granja, un barrio en el que llevamos trabajando tres años, un proyecto que demuestra que las relaciones entre los vecinos gitanos y no gitanos se pueden mejorar, porque al final es cuestión de conocerse, de respeto y de, a partir de ahí, generar espacios conjuntos de entendimiento”, ha indicado.

Primero, en El Pilar

Igualmente, ha recordado que este proyecto se ha desarrollado también en el barrio de El Pilar donde se ha creado, y consolidado, una plataforma ciudadana que colabora activamente en el barrio.

La coordinadora provincial de la Fundación Secretariado Gitano ha comentado, por último, que otro de los objetivos es que la formación recibida por estos jóvenes revierta en el Barrio de La Granja, donde conviven gitanos y no gitanos y que los jóvenes “tiendan puentes” de convivencia entre ambos.

Los jóvenes monitores, acompañados de la coordinadora de FSG, iniciaron el acto dinamizando el eventro y presentando el diagnóstico de barrio trabajado por ellos y la evaluación del curso.