Una tormenta de lluvia, viento y granizo descarga entre 70 y 30 litros en Socuéllamos

Belén Rodríguez Socuéllamos
Calles 'nevadas' por el granizo tras el paso de la tormenta ayer por la tarde en Socuéllamos / Twitter @victfres

Calles 'nevadas' por el granizo tras el paso de la tormenta ayer por la tarde en Socuéllamos / Twitter @victfres

Lo peor fue el pedrisco que congeló muchos sumideros y provocó inundaciones en vehículos aparcados, garajes y patios interiores, según Protección Civil. En el viñedo ha habido importantes destrozos

Una fuerte tormenta de lluvia, viento y granizo provocó el jueves por la tarde momentos de “caos” en el caso urbano de Socuéllamos e importantes destrozos en viñedos de la comarca. Lo peor fue el pedrisco que congeló sumideros y alcantarillas, y provocó inundaciones que precisaron de la intervención de la agrupación local de Protección Civil y los bomberos de Tomelloso.

Lo peor, en el polígono El Llano

La lluvia y el pedrisco se repartieron de forma desigual. Lo más «gordo» de la nube de verano se lo llevó la zona del polígono industrial El Llano, en la que según datos registrados en pluviómetros de agricultores se recogieron 70 litros por metro cuadrado (la Aemet no tiene estación en Socuéllamos), mientras que en la parte baja del pueblo, a solo un kilómetro,  fueron 30 litros por metro cuadrado, ha confirmado a Lanza Pepe Álvarez, jefe de Protección Civil.

La alcaldesa de Socuéllamos con el equipo de Protección Civil comprobando los desperfectos tras el paso de la tormenta / Ayto Socuéllamos

La alcaldesa de Socuéllamos con el equipo de Protección Civil comprobando los desperfectos tras el paso de la tormenta / Ayto Socuéllamos

Protección Civil, bomberos y Policía Local

La agrupación empleó a ocho voluntarios en tres equipos auxiliados por un camioncillo para achicar agua y atender a las llamadas que se recibieron entre las cinco y las seis menos cuarto de la tarde, sobre todo en la primera media hora. “Como muchos sumideros se congelaron nos encontramos a señoras mayores en su patio completamente congeladas intentando mover la rejilla del desagüe”, señala Álvarez.

La normalidad volvió horas después, “por fortuna el pedrisco no fue como otras veces que golpea y destroza elementos del mobiliario urbano, los daños más importantes están en las viñas por las que haya pasado”, refiere el jefe de Protección Civil.

El viento también derribó un árbol en una de las carreteras de acceso al municipio, pero por fortuna no afectó a nadie y se retiró con ayuda de Policía Local tras mantener cortado el tráfico un tiempo en la zona.

Noche de fuertes rachas de viento

La tormenta de ayer en Socuéllamos es la única importante registrada en la provincia de Ciudad Real este verano. Muchas otras comarcas, incluida Ciudad Real capital, notaron fuertes rachas de viento por la noche, de 55 km/h, en el caso de la capital, o de 64 km/h en Villanueva de los Infantes.

Las tormentas del jueves en Castilla-La Mancha afectaron sobre todo a poblaciones de la provincia de Cuenca. La Aemet activó el aviso por tormentas el miércoles pasado en la comarca de La Mancha, pero no el jueves.