Varapalo final a la cooperativa de Socuéllamos en el caso del electricista

Belén Rodríguez Ciudad Real
Elías Ortiz, en el juicio por estafa del que fue absuelto ante la Audiencia Provincial en 2015 / Clara Manzano

Elías Ortiz, en el juicio por estafa del que fue absuelto ante la Audiencia Provincial en 2015 / Clara Manzano

El Tribunal Supremo no admite el recurso contra la sentencia de 2017 que obligó a la cooperativa Cristo de la Vega a pagar 1,3 millones de euros al que fue su electricista de cabecera en los años noventa

El Tribunal Supremo le ha dado el carpetazo judicial definitivo al caso Elías Ortiz, el electricista denunciado por presunta estafa por la cooperativa Cristo de la Vega de Socuéllamos, que terminó cobrando una indemnización millonaria de sus denunciantes (1,3 millones) hace dos años, una vez absuelto de la denuncia penal. Todo eso tras doce de pleito, catorce si contamos el momento actual.

Lo que ha hecho ahora la Sala Civil del Tribunal Supremo es no admitir ni siquiera a trámite el recurso de casación que interpuso el abogado de la cooperativa contra la sentencia dictada en febrero de 2017 por el juzgado número 1 de Tomelloso.

Ortiz cobró en 2017

Esa resolución, que la cooperativa  recurrió a la Audiencia Provincial sin éxito para sus intereses, obligó a ejecutar el pago de todo ese dinero (la deuda de unos 600.000 euros que reclamó en principio el trabajador, más los intereses generados en años de litigio). Pero la cooperativa no se conformó y volvió a recurrir al Supremo, hasta la resolución de esta semana.

Con el rechazo del recurso el pleito ya no tiene más recorrido judicial. “Sólo queda por aclarar a cuánto asciende el cobro de los intereses finales, y si la cooperativa tiene que pagar las costas procesales”, señala el abogado Jesús Barroso, del bufete Díaz de Mera que ha representado a Ortiz, un electricista jubilado ahora

Te reclamo una deuda y me denuncias

La confrontación judicial entre Elías Ortiz y la cooperativa comenzó en el año 2005. La bodega, que intentaba superar la oscura etapa de José Fenollar, el expresidente que luego fue condenado por irregularidades en su etapa al mando, se querelló contra Ortiz cuando el empresario acudió con una factura de 670.000 euros por trabajos que hizo en la época de Fenollar.

Ortiz planteó la factura por servicios entre 1998 y 2004, que la cooperativa consideraba fraudulentos. Sin embargo la justicia  absolvió a Ortiz, tras costosos procesos judiciales ante la Audiencia Provincial (la fiscalía no le acusaba), primero; y luego ante el Tribunal Supremo, que también dio la razón al extrabajor en 2015.

Entonces el caso volvió a la casilla de salida, ahora como demanda civil de Ortiz contra la cooperativa, con este resultado final ante el Supremo. El electricista cobró la deuda hace dos años.