Teatro del Nuevo Mundo llevó a AlmagrOff el ‘Auto sacramental La Araucana’

Luis Carlos Muñoz
El elenco realizó un gran trabajo físico en la puesta en escena / J. A. P.

El elenco realizó un gran trabajo físico en la puesta en escena / J. A. P.

La compañía chilena actuó en La Veleta de Almagro

La Veleta albergó el miércoles, dentro de la programación Off del Festival, la puesta en escena de una versión del ‘Auto sacramental La Araucana’, pieza de teatro religioso datada de 1623, en la que se cuenta cómo, tras una lucha de poder, el sabio Colocolo propone a Caupolicán enfrentarse a sus opositores y superar varias pruebas contra sus contrincantes Rengo, Tucapel y Polipolo, quienes representan al demonio, la idolatría y el judaísmo, para dar a conocer su identidad divina, lo que permite que pueda ascender en la cruz y ser líder de pueblo mapuche, ofreciéndole una última prueba, pero esta vez de fe, a su pueblo, el cual debe decidir si sucumbirá a los manjares que le ofrece Rengo (demonio) o, por el contrario, le seguirá hacia una vida humilde y generosa hasta el día que se dé la batalla contra sus conquistadores.

Con un despliegue de música indígena y coreografías que imitan a los bailes de la época, el grupo Teatro del Nuevo Mundo ofreció su visión sobre una obra inspirada en una epopeya con el mismo título, escrita en 1569 por Alonso de Ercilla. Esta adaptación dirigida por la actriz e investigadora teatral Tania Faúndez Carreño y el historiador y filólogo Rodrigo Faúndez Carreño busca mostrar el sacrificio y espiritualidad de los antiguos pueblos indígenas, quienes mezclan su religión con la cristiandad; todo ello, en una fusión de idiomas y suavizado con el lenguaje en verso.