8 de abril: un día lleno de emociones que será difícil olvidar para las Supernenas

Las Supernenas con Mariano Barbacid tras recibir el galardón

Las Supernenas con Mariano Barbacid tras recibir el galardón

Este pasado lunes va a ser un día difícil de olvidar para las Supernenas. Y es que este colectivo de mujeres luchadoras vivió una jornada muy especial en Madrid en la que se unieron la solidaridad y el cariño de estas valientes con el reconocimiento a su gran labor.

Por la mañana estuvieron con los niños de oncología del Hospital Puerta de Hierro y por la tarde recogieron  el galardón de la Fundación Cris Contra el Cáncer en la categoría de Asociación Comprometida

En un nuevo “Día de héroes”, las Supernenas pasaron la mañana del lunes con los niños de oncología y todos los ingresados en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid. Gracias a su solidaridad y a la del sindicato CSIT Unión profesional, se repartió un cargamento de felicidad risas y juegos. Transmitieron su cariño y llevaron su sonrisa y esperanza a estos pequeños valientes que día a día luchan por vivir.

Pudieron ver la ilusión reflejada en el rostro de estos pequeños héroes cuando les entregaban los juguetes que fueron a llevarles gracias a las acciones solidarias llevadas a cabo. Y es que, tanto el sindicato como las Supernenas, están convencidos de que el juego cura y que una sonrisa es la mejor medicina. Les llevaron compañía, sonrisas, juguetes y apoyo en lo que, asegura la portavoz del grupo, Montse Jiménez, ha sido día especial, formidable y enriquecedor a la vez, “no hay palabras para describir tantas emociones que se agolparon en nosotras”.

El colectivo en el Puerta de Hierro

El colectivo en el Puerta de Hierro

Por la tarde, en el Auditorio CaixaForum de Madrid, las Supernenas recogían el Primer Premio de la Fundación Cris Contra el Cáncer en la categoría de Asociación Comprometida. “Por vuestra incondicional y generosa amistad, por apoyarnos siempre con tanto cariño y ayudarnos a recaudar fondos para seguir avanzando hacía el fin de esta enfermedad”.

Montse Jiménez fue la encargada de recoger el premio, emocionada, agradeció a Fundación Cris el galardón “muy importante para nosotras y la labor que llevamos. Seguimos acumulando vivencias, algo muy necesario para nosotras”. Montse recordó que la lucha del colectivo por el cáncer infantil empezó poco después de crear la Supernenas “vinimos en 2017 a dos hospitales de Madrid, el Niño Jesús y el 12 de Octubre y creíamos que veníamos preparadas por lo que nosotras habíamos pasado con la enfermedad”.

En aquel primer contacto con  los niños con cáncer, se encontraron “con la mirada de los padres” ahí tuvieron claro que debían seguir con el proyecto. Es por ello que comenzó la colaboración con Fundación Cris, “como madre, no me entra en la cabeza que un hijo mía pase por donde yo he pasado”, señaló Montse durante su discurso de agradecimiento. Las Supernenas, unidas y con sus vivencias “luchamos por cambiar el mundo”. Montse Jiménez dedicó el premio a todas la chicas “a las que están aquí, a las que no han podido venir, a las que, desgraciadamente, no pudieron vencer a la enfermedad y a las que están luchado contra ella”. Un galardón que, emocionadisima, también quiso dedicar “a todas esas mujeres se estarán mirando al espejo, detectándose un pequeño bulto, que tendrán que pasar por donde nosotras hemos pasado y preguntándose si lograrán vivir”.