Bodegas San José espera una cosecha en torno a los 20 millones de kilos

Carlos Moreno Tomelloso
Esteban Lomas junto a dos trabajadores de la bodega

Esteban Lomas junto a dos trabajadores de la bodega

Bodegas San José fue creada en 1963 por un pequeño grupo de viticultores que ahora son más de 160 socios. Todos ellos cultivan más de 2600 hectáreas de las variedades airén, tempranillo y macabeo, compuestas por un 50 % de regadío y un 50 % de secano. El viñedo de secano es de poda en vaso, mientras que el de regadío contiene emparrado y viña baja.

Desde sus inicios la bodega ha invertido gradualmente en la renovación de sus instalaciones y equipos para asegurar un adecuado proceso de elaboración, mantenimiento y embotellado con el objetivo de obtener calidad dentro de la cantidad. La Veredilla es su marca más reconocible y su apuesta reciente por el embotellado poco a poco va dando frutos.

Los depósitos de acero inoxidable existentes y los 106 depósitos de hormigón con revestimiento de resina epoxi, permiten el almacenaje y mantenimiento de una media de 25.000.000 de kilos de uva.

Llegamos a la bodega pasada la media tarde,  justo cuando el presidente, Esteban Lomas, llega con una carga en su remolque. Los trabajadores se afanan en la limpieza de la maquinaria y la bodega presenta un aspecto impecable. A la sombra agradecida de los descargaderos, todavía hace algo de calor, iniciamos la entrevista

-¿Cuáles son las estimaciones de cosecha para este año en Bodegas San José?

-Hemos pasado ya el ecuador de la campaña, y en nuestra bodega se está desarrollando de una manera bastante fluida, entrando los kilos que más o menos esperábamos. Vamos a tener un treinta por ciento más que el año pasado, sobre unos 20 millones de kilos  aproximadamente, de los cuales 2 millones son de tinto. El resto es de la variedad airén y algo de macabeo.

-¿Está entrando la uva con unos parámetros óptimos de calidad?

-Está bastante curiosa para lo que esperamos. Cuando los vinos terminen de hacerse y los mostos, haremos nuestros controles de calidad a ver que sale. Pero la uva tiene un estado sanitario bastante aceptable.

-¿Han tenido que retrasar mucho la vendimia para alcanzar un grado aceptable?

-Sí claro. Creo que nos hemos puesto nerviosos y se ha demostrado que la vendimia llegaba retrasada y bien retrasada. Las fechas idóneas de comenzar hubiera sido el entre el 15 y el 20 de septiembre, pero hemos empezado bastante antes. De hecho, vamos a terminar más allá del 20 de octubre. Llevábamos unos años que la vendimia se había adelantado mucho y este año hemos vuelto a fechas más normales.

-¿Qué nos puede decir acerca de la situación del mercado y los precios?

-De momento, la cosa está muy parada. Hay bodegas que no les cabe el producto y eso les obliga a vender por debajo de lo que sería conveniente. Esperemos que los precios vayan remontando, de lo contrario la campaña se puede cerrar bastante mal.

La bodega ha realizado una apuesta muy importante por el embotellado, ¿mantendrán esta política?

-Sí estamos comercializando bien, intentando meter nuestros vinos donde podemos, lo cual no es fácil porque hay mucha competencia. Nosotros miramos principalmente al mercado nacional.

-La Veredilla es su marca más conocida, ¿sacarán al mercado otras nuevas?

-Hemos sacado un vino gasificado el “Arenys” que es muy suave y está calando bastante bien no solo en el segmento de la gente joven, sino en todas las edades, porque estamos ante un vino muy agradable, que entra muy bien.

-Suele hablarse mucho del tamaño ideal que deben tener las bodegas y cooperativas. Hay quien dice que las entidades deben ser grandes para tener una posición de fuerza en los mercados, pero en el otro lado están las pequeñas bodegas que cuidan mucho la elaboración. En esta encrucijada, ¿dónde podemos situar a Bodegas San José?

-Estamos apostando por esta bodega y la Junta Rectora, que tiene gente joven, consideran que nuestro tamaño es ideal para alcanzar esa calidad que reclaman los mercados.

¿Piensan acometer algún nuevo proyecto en la bodega a corto o medio plazo?

-Estamos trabajando fuerte en el tema de la comercialización. Queremos promocionar la bodega, que la gente conozca nuestras marcas y llegar al mayor número de mercados posible. Poco a poco vamos alcanzando metas y estamos contentos.