lanza_logo_81
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
18 mayo 2024
ACTUALIZADO 07:33
  • Ciudad Real
  • Resultados deportivos de Ciudad Real en directo
  • El Campo
  • Internacional
  • Nacional
  • Agenda
  • Anuncios Oficiales
    • Dos mil escolares disfrutan con una llamativa exhibición de la Guardia Civil en Tomelloso La Benemérita se acerca a los más pequeños en el 180 Aniversario de su creación / F. Navarro
      El primer edil hacía la prueba del guiso / G.G.
      Agentes de la Policía Nacional en la nueva rotonda anexa a la comisaria / G.G.
      Julián Maroto escribe en el libro de la orden del Santo Voto / G.G.
      El alcalde iniciaba el reparto de los panecillos entre los escolares / G.G.
      Acto conmemorativo del 180 aniversario de la fundación de la Guardia Civil  / J. Jurado
      I Marcha Nórdica de FibroReal en Ciudad Real para visibilizar la fibromialgia y la fatiga crónica / Elena Rosa
      El certamen literario ‘Cuentos del aula’, convocado por el instituto Hernán Pérez del Pulgar /Clara Manzano
  • Imágenes del día
  • Vídeos
    • En la muestra “De José a Juan”, del pintor almagreño Álvaro Ramos
      • Algunas de las obras de Álvaro Ramos JCS
      • Visitantes a la exposición, entre ellos el matador de toros Rubén Sanz JCS
      • Burladero de ganaderos, triunfadores del festejo J
      • Mando en el derechazo de Samuel Navalón J
      • Media verónica de Diego Bastos J
      • Paseíllo novilleril en Las Ventas J
      • Samuel Navalón a porta gayola en el sexto J
      • Samuel Navalón en una media verónica de remate J
      • Nek Romero en un inicio de faena J
      El vicepresidente primero de C-LM, José Luis Martínez Guijarro, reunido con la Fundación Toro de Lidia
      Varios ejemplares de Toros de Mollalta
      Uno de los paisajes taurinos contemplados ayer / Lanza
      Emblema del Ateneo Taurino Manchego JCS
      José Caro, en el festival taurino de Villanueva de la Fuente / JCCM
      Núñez en el festejo taurino / Lanza
      Críspulo Coronel en primer término JCS
      Álvaro Ramos frente a los dos lienzos de Gallito y Juan Ortega JCS
      • Media verónica de Finito al cuarto JCS
      • Finito se desquitó en el cuarto JCS
      • Comienzo de faena de Morante al quinto JCS
      • Jorge Fuentes lidiando al sexto JCS
      • Media de remate de Ortega al sexto JCS
      • Juan Ortega, cintura quebrada, dando los frentes y vaciando la embestida en la cadera contraria JCS
      • Juan Sánchez (izq.) y el ganadero Carlos Núñez JCS
      • Derechazo de Morante JCS
      • Largo el derechazo de Finito al cuarto JCS
      • Derechazo de Juan Ortega al sexto JCS
      Presentación del libro "Las fatigas de un maletilla" José María Medina "El Niño del Tentadero"  / J. Jurado
      Foto de grupo de los alumnos de la Escuela Taurina de Miguelturra junto a su director, Antonio Alegre
  • Romería de Alarcos 2024
  • Suscríbete a nuestra newsletter
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Tomelloso

El Marcelo Grande se rinde a “La bailarina salvaje” de Lucía Ruibal

La bailaora estrena en Tomelloso su espectáculo con música de José Almarcha y cante de Roberto Lorente

de
Francisco Navarro / TOMELLOSO
Con dirección musical de José Almarcha y escénica de Ana López Segovia, la bailarina nos relata durante casi hora y media su peripecia vital, su reencuentro con el baile, su resurgimiento de las cenizas

A Lucía Ruibal se le escapó la ilusión entre las grietas del suelo, por las juntas de las tablas de los escenarios. Y en lugar de sentarse, dejarse llevar por los demás o por esa bailaora que no conocía cuando se miraba en el espejo, recorrió de nuevo el camino de su vida para ser lo que ella quería, hasta encontrar ese baile que ya existía cuando ella lo soñó. Y fuimos afortunados de poder ser testigos de ese recorrido vital.

 De vez en cuando este oficio de contar lo que uno ve ofrece momentos irrepetibles; anoche en el Marcelo Grande fue una de esas ocasiones. Con “La bailarina salvaje”, Lucía Ruibal —con el apoyo inapelable de José Almarcha y Roberto Lorente— nos puso un nudo en la garganta, ofreciéndonos belleza, emociones y elegancia sin tregua. El público —no tanto como el espectáculo merecía—, entendido o no, disfrutó de lo lindo como así sentenció con una gran ovación.

Volvía este sábado a Tomelloso Lucía Ruibal, esta vez como protagonista con el aclamado espectáculo “La bailarina salvaje”. Con dirección musical de José Almarcha y escénica de Ana López Segovia, la bailarina nos relata durante casi hora y media su peripecia vital, su reencuentro con el baile, su resurgimiento de las cenizas.

A oscuras y sin avisar arranca “La bailarina salvaje” … y de golpe se hace la luz. Y sin dejarnos tiempo para comprenderlo salen al escenario Ruibal, Almarcha y Lorente. Y el silencio se rompe con el quejido del cante, el sonido de la guitarra y el murmullo del baile —el maravilloso baile—. Y en el primer número llegan los aplausos y los olés que serán una constante durante toda la velada.

Baila Lucía sonriendo, mientras su taconeo implacable nos deja sin habla. Moviendo los pies sin piedad nos hace partícipes de sus sentimientos más profundos. Baila Lucía para ella, sin complejos, desde dentro, con el público —al que ha dejado formar parte del virtuoso aquelarre— como testigo. El primer cuadro nos pone en aviso de lo que nos espera.

“Se me escapó la ilusión por las grietas del suelo”, recita la bailaora sus propios versos. Y nos lleva a sus primeros años en Cádiz, allí el mar le trae unas zapatillas de ballet y unos bellos versos, lorquianos, con acento andaluz. A partir de El Cascanueces de su infancia, inocente y tierno, Lucía entre poesía y baile va dejando el academicismo para irse impregnado de flamenco. Y Almarcha nos deleita con su virtuosismo —es una constante durante la representación—. Mientras Roberto Lorente nos lleva al río Guadalquivir, ese que va entre naranjos y olivos, Lucía va sintiendo el flamenco, la hondura, el dolor de un arte anclado a la tierra.

Y Ruibal baila y baila mientras recita bellos poemas, con la música de Almarcha y la voz de Lorente como exquisito telón de fondo. La bailaora hace pequeño el escenario del Marcelo Grande, cada milímetro de las tablas siente su baile, recibe sus emociones. “La bailarina salvaje” nos tiene pegados a la butaca, solo se mueven nuestros pies, intentando seguir a los de la bailaora que son capaces de transformar en arte el ritmo endiablado de Almarcha.

De negro y con el pelo sujeto por las convenciones y las reglas, Rubial no se reconoce. Entre gritos (no puede más, quiere ser ella), se va quitando el negro y las ataduras. Y de nuevo Cádiz… y el mar, como origen. Bailan los versos de Lucía Ruibal mientras recita con los pies una danza en la que caben todos los estilos “donde baila el corazón, mi bailarina salvaje”. El público en pie, aplaudió a rabiar un espectáculo único.

Publicado en:
Noticias relacionadas:
María Rubí actuará este sábado en el Auditorio de Puertollano / Lanza
Juan Luis y Quintín
Los actores recibiendo los aplausos del público
Lucía Ruibal: «El público se identifica con “La bailarina salvaje”, abre una puerta a la esperanza» Lanza entrevista la bailaora que estrenará su espectáculo, en el que interviene el guitarrista José Almarcha/ F. Navarro
Lucía Ruibal
Una escena de War Baby
Cerrar