España Directo ofrece el reportaje sobre la tradición del esquile de mulas en Tomelloso

Carlos Moreno Tomelloso
El esquile de las mulas centró el reportaje

El esquile de las mulas centró el reportaje

España Directo ofreció en su programa de ayer miércoles el reportaje de la tradición del esquilado de las mulas en Tomelloso. El programa que emite la 1 de Televisión Española se grabó el pasado fin de semana y contó con la colaboración del Ayuntamiento y la Asociación Cultural de Carreros Virgen de las Viñas. El reportaje duró cuatro minutos y fue dirigido por la periodista, Nuria Ramos.

Las primeras imágenes fueron de Manuel arando con su mula un olivar, alentándola con esos gritos que daban los gañanes.. La periodista le preguntó sobre la tradición de las mulas de la ciudad y Manuel aseguró que  varias décadas atrás llegó a ver más mulas que habitantes en Tomelloso.

En otra de las imágenes apareció Ángel dando de comer a los animales. En concreto, explicó que son tres piensos los que se dan a “Caprichosa”, una mula de cuatro años que “ha salido bastante buena”. También se pudo ver a otras dos mulas tirando de un remolque con una cisterna de Altosa.

El reportaje alcanzó el momento del esquilado de las mulas. Rápidamente se montó la peluquería en el marco imponente del Museo del Carro, justo en las puertas del bombo que construyera Pablo Moreno “Cota”.  Mario y Manuel se aplicaron en la labor explicando que “se empieza por la cola, se sigue por las crines que son los pelos gruesos y largos que tienen  a lo largo de la parte superior del cuello o en la cola para ir quitando volumen. Se acaba con los dibujos en la grupa que hacemos con las tijeras”.  Los esquiladores explicaron también que los dibujos solían hacerse con motivo de Romerías y Ferias de Tomelloso en una tradición que viene de bisabuelos y tatarabuelos.

Para agradable sorpresa de la periodista de España Directo, los esquiladores  pusieron el nombre de España Directo en el pelambre del animal. Poco después se vió a Apolonio vistiendo la mula con la manta de seda, la pechera, el tiro y el cabezón de tachuela. El reportaje concluyó calificando a los carreros como unos “locos quijotes que sienten un gran amor por su pueblo”.