Gran participación en el Encuentro de Encajeras “Ciudad de Tomelloso”

Carlos Moreno
Encuentro de encajeras

Encuentro de encajeras "Ciudad de Tomelloso"

Ciento sesenta y dos encajeras de diferentes poblaciones de la provincia han ofrecido lo mejor de esta tradición.

La tradición de encaje de bolillos goza de buena salud en nuestra provincia. Ha quedado demostrado en el Encuentro de Encajeras “Ciudad de Tomelloso” que ha tenido lugar esta mañana en el pabellón San José, escenario cubierto elegido ante la incertidumbre que generaba las previsiones de tiempo. Organizado por la Universidad Popular del Ayuntamiento de Tomelloso, en el encuentro han participado 162 mujeres procedentes de Pozuelo, Campo de Criptana, Luciana, Argamasilla de Alba, Socuéllamos, Villarrobledo y Tomelloso.

Tras dar la bienvenida a los grupos, las mujeres han empezado a bolillear, distribuidas por grupos y bajo la mirada atenta de algunos curiosos que no han querido perderse los detalles de esta tradicional labor artesana. Inicialmente, el encuentro se iba a celebrar en el parque, pero ante el riesgo de lluvia se ha llevado al pabellón San José. En este recinto han actuado el grupo folklórico Virgen de las Viñas, así como los alumnos de los talleres de guitarra y bailes de salón.

Participantes en el encuentro

Participantes en el encuentro

Asimismo, alrededor de las encajeras se han colocado varios stands de oficios artesanos, desde la fabricación de jabón a las miniaturas pasando por trabajos de esparto, madera, muñecas, alfarería y madera, además de otros puestos en los que se vendía el material necesario en la labor del encaje de bolillos.  Por el Encuentro se ha pasado la alcaldesa, Inmaculada Jiménez, que ha tenido la oportunidad de departir con las encajeras. Todas las participantes han recibido un pequeño detalle por parte del Ayuntamiento de Tomelloso.

“Aprender a cualquier edad”

María Rodríguez, técnico responsable de la Universidad Popular, ha expresado su satisfación por el buen desarrollo del encuentro que ha alcanzado su 14ª edición. “La mejor labor que puede realizar una Universidad Popular es que facilita el aprendizaje a cualquier edad, y eso acaba haciendo feliz a la gente”. Rodríguez ha puesto como ejemplo los grandes progresos que han experimentado los alumnos que asisten al taller de informática, “que al principio la veían con distancia y mucho respeto y ahora se manejan con todo o los de yoga que trabajan unas técnicas que les permite ir alejándose de depresiones y sufrimientos. Es una gran labor la que se realiza”.