Inmaculada Jiménez entrega los diplomas del curso Capacita-T

Francisco Navarro Tomelloso
Foto de familia tras la entrega de diplomas

Foto de familia tras la entrega de diplomas

Este martes se ha clausurado en la Casa de Cultura  el curso Capacita-T para mayores de 55 años. La alcaldesa de Tomelloso, Inmaculada Jiménez, ha felicitado a los 24 alumnos que han obtenido una valiosa formación para acercarse y manejar mucho mejor las nuevas tecnologías de la comunicación.

El curso, que ha cumplido su tercera edición, se ha impartido en dos turnos desde la Consejería de Bienestar de la Junta de Comunidades y se ha financiado con fondos europeos. Desde que se pusiera en marcha este programa ya son más de cinco mil personas las que se han formado en el uso de estas tecnologías.

Jiménez ha incidido en la importancia de un curso que “permite formar a estas personas en nuevas tecnologías de la comunicación, algo que en la era digital en la que vivimos es algo básico. Lo que para nosotros puede ser sencillo, no lo es tanto para una persona de más de 55 años que tiene que enfrentarse a la brecha digital”.

La alcaldesa también ha destacado la utilidad de un  curso que “puede abrir posibilidades en el mercado laboral a todos los alumnos. Por tanto, hay que agradecerles el trabajo y el entusiasmo que han puesto todos ellos en aprender. Hoy día en cualquier puesto laboral te exigen el manejo de estas tecnologías. Por tanto es una buena oportunidad para ellos que se han encontrado en el tramo final de su vida laboral activa con dificultades para adaptarse al perfil de ciertos puestos de trabajo”.

“Las herramientas digitales nos facilitan la vida, nos mantienen conectados con el mundo” ha añadido Jiménez  que ha hecho entrega de los diplomas junto a la concejala de Bienestar Social, Montse Moreno y una de las monitoras del curso.

La alcaldesa ha reconocido que “dentro de unos cuantos años, seguramente, no hará falta que se impartan este tipo de programas y cursos. Todos estaremos ya inmersos de lleno en la era digital, pero hay que comprender las  dificultades que tienen personas de una edad algo más avanzada para enfrentarse al ordenador”.