Josema Yuste: “Con Taxi hemos devuelto el vodevil al teatro”

Francisco Navarro Tomelloso
El Monaguillo, Yuste y Urrialde en los camerinos

El Monaguillo, Yuste y Urrialde en los camerinos

El estreno de la comedia ““Taxi”” fue un rotundo éxito ayer en Tomelloso. Algo que seguramente ocurrirá este domingo con la segunda de las representaciones en la ciudad del vodevil de Ray Cooney, adaptado y dirigido por Josema Yuste y Alberto Papa-Fragomén. A pesar de las circunstancias, tuvimos la suerte de poder charlar con el elenco de la obra. Un rato antes de saltar a escena, la compañía amablemente toleró que el periodista husmeara por los camerinos y molestase a los actores.

Los primeros a los que nos encontramos fueron Esther de Prado, Maribel Lara y Javier Losán. Mientras la primera se maquillaba y se metía en situación  (y nos aguantaba estoicamente, todo hay que decirlo) charlábamos con los dos manchegos de la función. Maribel Lara y Javier Losán.

Maribel Lara tiene una estrecha vinculación con Tomelloso. Sus padres son de esta ciudad. Es prima de Félix Grande, nada menos, y mantiene una gran relación con Tomelloso. No en vano toda su familia vive aquí. Maribel estaba muy contenta de representar en el que considera su pueblo y nos confesó que iban a ir a verla muchos miembros de su familia.

Javier Losán es de El Bonillo. No solo es actor, escribe teatro y tiene su propia compañía. De hecho, ayer mismo estrenó  en el Teatro Zorrilla de Valladolid una obra suya  “Un retablo de Cerbantes”. Al acabar la función en Tomelloso, Losán  se fue a la capital castellano-leonesa pues este domingo estrenaba una función infantil, también en el Zorilla “Glotón, el dragón que más mola”. Nos aseguró que a las ocho de la tarde volvería a estar en Tomelloso haciendo de ese policía trasunto de Colombo con acento de Albacete.

Maribel Lara

Maribel Lara

Y para acabar nuestra tournée entre bambalinas charlamos con Josema Yuste, El Monaguillo y Santiago Urrialde, a la vez  y sin anestesia. El periodista llevaba las preguntas apuntadas pero… no valió de nada.  Resultó ser una charla tan descacharrante como la obra.

Como primera providencia les preguntamos si ““Taxi”” era una comedia de humoristas o de actores.

—Es una obra en la participamos seis actores. —dijo Yuste

—Seis actores y seis grandes personas. —respondió Urrialde

Y Josema Yuste apostilla:

—Somos un grupo unido que se lo pasa bien en el escenario y eso lo percibe el público.

—Es que el humor nuestro tampoco funcionaría sin el trabajo de los compañeros. Es una suma de todo… Y de un buen texto, también. —dijo El Monaguillo

Una obra a la que Josema Yuste se encarga de actualizar los gags con frecuencia.

—Hay días que no. —bromea El Monaguillo

—”Taxi” una función que cada día es diferente. Es como el pescado del día. —nos cuenta Santiago Urrialde

—Si entra lubina, pues toca lubina. Hoy me parece que tenemos pez espada para Tomelloso. —insiste El Monaguillo

Tres cómicos que llevan un montón de tiempo actuando y recibiendo, de primera mano las sensaciones del público, ¿siguen poniéndose nerviosos antes de saltar al escenario?

—Al escuchar a Santiago Segura que es el que anuncia que empieza la función y que la gente apague el móvil… ¡Aaaahhhh! Hay un gusanillo que sube, que baja… —asegura Josema Yuste

—Lo que seguimos es pasándolo bien, que es algo muy importante…—explicaba Sergio Fernández— Yo en lo que me fijo es en como está el público.

—Hay que conectar rápido con el respetable. —señala Urrialde

Y El Monaguillo continúa:

—El público, a veces, engaña.  Hay ocasiones en que escucha y no ríe y luego rompe en un aplauso brutal. Y hay otro, más carnavalero que no para de reír en toda la función.

—Eso pasó ayer en Córdoba. —asegura Yuste

Les advierto que los manchegos somos más fríos.

—Nosotros a los manchegos los metemos en pan y nos los comemos. Esta noche se van a morir de risa. —nos auguró el Monaguillo, como así fue.

Y uno hace tiempo que dejó sus notas y avanza por donde marcan estos tres maestros del humor. Les pregunto por la respuesta del público.

—Con “Taxi” hemos devuelto al teatro el vodevil o la comedia de enredo de los 70 y 80, trasformada, modernizada, con gags actuales con un surrealismo propio de Jardiel o de los Hermanos Marx pero con ese formato que ya no se hacía y que se consideraba “casposo”.  Algo que la gente agradece. Porque el público va por otros derroteros que la crítica y los profesionales del teatro. —manifiesta Josema Yuste.

—Hemos unido tres generaciones de humorista, Josema, Santiago y yo mismo. Tres generaciones que nos hemos retroalimentado, con la sabiduría que tiene Josema, que a mí me ha trasladado.  Yo le he aportado la frescura de mi humor y Santiago aporta el suyo. —asevera El Monaguillo.

La eterna crisis del teatro con “Taxi” es una filfa. No solo llenan teatros sino que, como es el caso de Tomelloso, repiten función.

—En Tomelloso es el primer caso en el que viene una compañía a hacer una función y debido a que se han vendido todas las entradas en un día tienen que repetirla al día siguiente. Y que encima, la otra está casi llena también. Es alucinante. —señala Josema Yuste

—Yo creo que existe la crisis. Lo que pasa es que nosotros hemos tenido la suerte de funcionar con esta comedia. Llevo dos años en ella y he visto pasar muchas funciones que han tenido un principio y un final más corto que el nuestro. El público quiere venir a vernos y eso es una suerte. —matizaba El Monaguillo

—Y no solo que vengan a vernos, que el público salga contento y se haya divertido durante toda la función. —abunda Santiago Urrialde

—Es que la recomiendan mucho… y ese es el problema, que no se puede dejar de hacer. —precisa Sergio Fernández

Al final Josema Yuste va a ser la Agatha Christie española, sus obras, como ocurrió con “La cena de los idiotas” se eternizan en la cartelera. Ahora ““Taxi”” lleva ya casi cuatro años.

—Pues todavía le queda. Volvemos a Madrid donde estaremos siete meses y ya estamos firmando giras para el 2019. —señala Yuste.

Acabamos con una foto, un apretón de manos y una sonrisa.